Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La boda del año.

El centro de la capital andaluza se pobló ayer de mantillas y chaqués merced al desposorio del primogénito de la casa de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, duque de Huéscar, de 39 años, con lajoven sevillana Matilde de Solís-Beaumont Martínez-Campos, de 25, estudiante, hija del marqués de la Motilla, conocido banquero. Invitados a la boda y espontáneos sevillanos llevaron a la pareja hasta la catedral entre la curiosidad popular que rodeó los landós de novios y padrinos. En la fotografía, los contrayentes durante la ceremonia.Página 20

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 1988