El irlandés, seguro de sí

, Cinco ciclistas, Cubino, Fuerte, Kelly, Dietzen y Parra, se encuentran en el exiguo aba nico de 57 segundos. Pero uno de ellos, Kelly, se mostró más seguro que nunca de sus posibilidades: "Ahora, después de salvar una etapa tan peligrosa, mi última palabra la diré en la contra reloj del penúltimo día. Estoy en disposición de sacarme la espina del abandono del año pasado".

Faustino Rupérez, su director deportivo en el equipo Kas, no estaba satisfecho del todo: "Yo voy a por todas y está bien lo que ha sucedido, pero no todo lo bien que hubiera deseado. Fuerte, que anda cada vez mejor en la contra reloj, se nos ha puesto por delante y eso no es muy positivo. Claro que antes estábamos a más de dos minutos del líder y ahora a solo 33 segundos. Eso es positivo".

Más información

El líder, Cubino, reconoció: "Me he quedado ahogado. Estoy destrozado moralmente porque me he dado cuenta de que el equipo ha trabajado para mí y yo no he podido responder a la confianza que se ha depositado en mí. Pino, cuando se puso a mi altura para ayudarme, me dijo que me muriera encima de la bicicleta porque los que iban delante estaban igual de reventados que yo. Creo que todavía es posible que suceda algo que cambie la situación antes de llegar a la contra reloj".

Pino se negó a hacer especulaciones sobre lo que habría apodido suceder si no se hubiera descolgado voluntariamente para ayudar a Cubino: "Serían hipótesis. Lo cierto es que aún tenemos a dos corredores por delante de Kelly y eso nos permite mantener las esperanzas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50