SEGUNDA DIVISIÓN

El Deportivo defraudó ante un mermado Castilla

JUAN CARLOS CRESPO Arsenio Iglesias, el entrenador del Deportivo de La Coruña, planteó el partido de ayer con las mismas precauciones que si se enfrentara al Real Madrid. No debió de enterarse de que lo que tenía delante no era ni tan siquiera el Castilla. El conjunto gallego salió a defenderse frente a un equipo que tenía a sus mejores titulares en Vigo, concentrados con el primer equipo; que había incorporado a varios jugadores del juvenil y en el que los habituales del Castilla pensaban más en cuál será su futuro la próxima temporada que en el rival de turno.

Pese a ello, el Deportivo daba impresión de cualquier cosa menos de estarse jugando la permanencia. Apenas pudo pasar del medio campo en los primeros cuarenta y cinco minutos y dio una sensación de pobreza suficiente como para no poder imaginar otro futuro que el descenso. Y eso que el Castilla jugó casi igual de mal. Vílchez apareció sólo en un par de internadas y en el lanzamiento del penalti y los que más intervinieron, Pachi, Hurtado, Guillermo, sólo consiguieron quedar más en evidencia que sus compañeros.

El Castilla ganó porque aprovechó más rechazos, porque tuvo más ambición y porque sesteó menos que el Deportivo. Y Arsenio, sin enterarse.

Los restantes partidos

Los partidos que completan hoy la jornada son los siguientes: Barcelona Atlétic-Bilbao Athlétic (12.00); Rácing Santander- Sestao y Oviedo,-Granada (17.00); Tenerife-Castellón, Burgos-Recreativo Huelva, Málaga-Jerez, Elche-Hércules, Lérida-Rayo Vallecano y Cartagena-Figueras (18.00).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 1988.

Lo más visto en...

Top 50