Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

André Leysen renuncia a continuar la batalla por la SGB tras la 'traición' de cuatro de sus socios

Un nuevo y espectacular sobresalto tuvo lugar ayer en la lucha por el control de la Société Générale de Belgique (SGB), el mayor holding belga, al anunciarse la ruptura del frente constituido contra el raider italiano Carlo de Benedetti, que parece nuevamente en óptima situación para adueñarse del banco. El hombre de negocios belga flamenco André Leysen, que había reagrupado a 18 sociedades belgas y a dos francesas para lograr la mayoría absoluta del capital de la SGB e impedir así la ofensiva del presidente de Olivetti, desistió ayer de su empresa, según precisó en un comunicado.

Leysen tomó esta decisión después de que cuatro de las 18 sociedades, que disponían de un 15% del capital de la Générale, se negasen a suscribir el pacto que había concluido con la francesa Compagnie Financiére de Suez con cuya ayuda el hombre de negocios de Amberes rondaba el 50%. de la propiedad del banco. Las sociedades traidoras son la empresa cervecera Artois, las aseguradoras Royale Belge y Assubel y la financiera Cobepa."Al no haber ratificado todos los accionistas del grupo belga el acuerdo concluido con Suez", señala el, comunicado, "André Leysen considera que su mandato como portavoz del grupo ha terminado" y precisa, además, que "no tomará nuevas iniciativas".

Más tarde, Leysen, que contó con el apoyo matizado dela dirección de la SGB y del Gobierno dimisionario belga, explicó que se esforzó por reagrupar a sus compatriotas accionistas "por sentido del deber" y para que la Générale tuviese un "fuerte anclaje en Bélgica".

Los círculos financieros belgas especulan con que, para evitar la formación de otro frente y dar alguna satisfacción a las autoridades belgas, Benedetti está ahora dispuesto a pactar el reparto del poder en la Générale con el presidente del segundo banco de Bélgica, Albert Frère, que dirige la Banque Bruxelles Lambert, (BBL). Esta especulación ha cobrado más fuerza porque dos de las cuatro empresas que han abandonado a Leysen -la cervecera Artois y la Royale Belge- pertenecen parcialmente a Frére.

La cotización de las acciones de la Générale fue suspendida ayer en la Bolsa de Bruselas, después de que hubiese rebasado las 16.000 pesetas; pero este brusco aumento no fue tanto debido a la batalla por el poder en el holding como al anuncio de un acuerdo de colaboración entre la SGB y el holandés Amro Bank.

Este acuerdo consiste en constituir, en los próximos tres años, un grupo bancario multinacional enteramente integrado. Según fuentes del banco belga, en una primera fase se coordinarán las actividades intemacionales de ambas instituciones y se definirá una estrategia internacional.

En esa etapa, cada banco tendrá una participación del 9,9% en el otro, hasta aumentarla en un 25%. Finalmente estas participaciones se unirán en la sociedad común Tuba Holding Internacional, en la que cada uno de los dos poseerá el 50% de las acciones.

Acuerdo con el Amro Bank

Este acuerdo ha sido el resultado de una intensa cooperación entre los dos bancos durante los últimos 30 años, informaron las mismas fuentes, las cuales explicaron que ambas empresas bancarias han procedido simultaneamente a una ampliación de capital para poder realizar la operación acordada y firmada ayer.Tras esta alianza qntre La Société Général de Banque, el primer banco belga y el vigésimosexto europeo, y Amro Bank, ambos constituirán la cuarta potencia bancaria europea de depósitos y uno de los grupos financieros más diversificados de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 1988

Más información

  • Carlo de Benedetti aparece en óptima situación para controlar el banco belga