Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de las exportaciones de la planta de Valencia frena el crecimiento de IBM España

IBM España, la subsidiaria de la corporación informática norteamericana que ostenta más del 40% del mercado nacional, facturó 177.500 millones de pesetas al cierre del año pasado, obteniendo unos beneficios después de impuestos de 22.200 millones. El poco brillante ejercicio de la compañía, que opera en uno de los mercados con mayor incremento de la demanda en España, se ha debido fundamentalmente al retroceso en su cifra de exportaciones, si bien su facturación nacional ha permanecido virtualmente estancada en términos reales.

El volumen de exportaciones de la filial española de Big Blue fue de 63.600 millones de pesetas, con un retroceso de alrededor de 6.000 millones respecto al año anterior, que a su vez mostraba ya un declive en relación con 1985. La caída se debe a la menor demanda del sistema 4381, producido en Pobla de Vallbona (Valencia) y que ha entrado en la fase de declive de su ciclo de vida.

Por otra parte, las ventas de IBM en el mercado interior (113.800 millones) han registrado un alza del 3%, sustancialmente inferior al crecimiento de la demanda informática, atendida en España fundamentalmente a base de importaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988

Más información

  • La empresa facturó 177.500 millones de pesetas en 1987