Amper y Telefónica llegan al acuerdo para la instalación de AT&T-Philips en España

AT&T-Philips Telecommunications, BV (APT), el consorcio holandés creado por el número uno mundial del sector para facilitar su implantación en el mercado europeo, ha cerrado las negociaciones para la creación en España de un grupo empresarial conjunto con la empresa Amper, que contará con garantías de mercado de la Compañía Telefónica. La nueva filial, controlada por el socio holandés, se constituye con un capital de 3.300 millones de pesetas.

Ambos socios han acordado, adicionalmente, realizar un volumen de inversiones de 3.300 millones de pesetas en el próximo año y medio.Pese a que el proyecto cuenta ya con vía libre, aún no está definido si la instalación de APT en España se hará a través de una o más sociedades, segregando las actividades de industriales de las de instalación.

En la tarde de anteayer, lunes, han quedado concluidos los últimos detalles de la operación entre representantes de Amper, Telefónica y APT. La constitución efectiva de la nueva filial, que aún no ha sido bautizada, está pendiente de la aprobación definitiva de los consejos de administración de los socios.

La vía libre final a la constitución de la empresa se ha alcanzado tras una prolongada reunión entre representantes de la filial holandesa de AT&T y responsables de Telefónica, sociedad que, aunque permanece fuera del capital, constituye el verdadero shadow partner de la nueva aventura del gigante norteamericano.

La sociedad producirá equipos de trasmisión, conmutación y modernización de redes. Si bien no existen compromisos oficiales de demanda por parte de Telefónica, la empresa semi-pública ha expuesto a los representantes de APT sus previsiones de demanda en las áreas de negocio y se ha mostrado dispuesta a incluir a la nueva filial en el reparto de su tarta inversora.

Exportaciones

La nueva filial, se ha comprometido a exportar un 25% de su producción, que alcanzará los 20.000 millones de pesetas en 1992, según las previciones contempladas en el plan de empresa.El acuerdo alcanzado para la alianza Amper / Telefónica-AT&T-Philips cierra uno de los capítulos del largo folletín de la reconversión de Marconi y supone la instalación en España un nuevo fabricante en el área de la conmutación, el corazón del negocio de las telecomunicaciones cuyo sumninistro depende, en su práctica totalidad, de las compras de la propia Telefónica.

La nueva filial absorberá 450 trabajadores de Marconi, de los que 400 serán empleados en el área de instalaciones y los restantes 50 constituirán la plantilla inicial del fabricante de sistemas de conmutación. En el curso de la semana que viene está prevista una reunión de la comisión de seguimiento y control del plan de Marconi, en la que quedará zanjado los aspectos laborales, solventados en su mayor parte por el traslado de personal a APT-Amper.

La resolución del tema planteado por Marconi, uno de los problemas históricos de la industria electrónica española, queda pendiente de la eventual toma de una parte sustancial de su accionariado por parte de un socio multinacional; operación que se sigue negociando con dos corporaciones europeas del sector de la Defensa.

La entrada de APT supone igualmente la introducción inmediata de un nuevo competidor en el suministro de equipos de transmisión.

La alianza entre Amper / Telefónica y APT supondrá, además, una alteración a medio plazo del panorama industrial en el área de la conmutación, el verdadero corazón del negocio de las telecomunicaciones, que supone en España un mercado de 240.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50