Faustino Simón Martínez,

director gerente de una empresa de instalación de líneas eléctricas, mantiene desde hace días una curiosa forma de protesta contra lo que considera una actittud de veto de la agencia de electrificación rural del Principado hacia su empresa, con la que no contrata obras desde diciembre de 1986. Faustino Simón Martínez se sube todos los días a una torre del tendido eléctrico de Prieres, en Trubia (Asturias), y el pasado lunes llegó a cortar el suministro eléctrico del pueblo. El di rector de la agencia niega que haya tal veto, aunque recuerda que Simón Martínez ha tenido problemas con cuatro directores de obra y que las empresas eléctricas se muestran por ello reacias a darle trabajos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS