Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGUNDA DIVISIÓN

El Castilla regaló el partido

El Castilla y el Oviedo se enfrentaban con la tranquilidad de saberse en Segunda por decisión federativa, pese a que una semana antes los blancos estaban casi en Segunda B y los asturianos corrían serio peligro de acompañarles.El Castilla hizo un fútbol magnífico en la primera parte. Povlsen, José María y Aragón llegaron a bailar a un Oviedo sin sitio y desdibujado, y el 2-0 del descanso parecía suficiente.

Sin embargo, el entrenador oventese, Carrete, se dio perfecta cuenta del punto flaco madrileño: no había seguridad en el centro de la defensa. Cambió a Tocornal por un delantero, presionó con las puntas y en 10 minutos empató el encuentro. Después se limitó a contragolpear y su equipo machacó a un Castilla que cada vez aparecía más nervioso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de mayo de 1987