Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adolfo Suárez

desmintió durante la celebración del congreso regional del CDS en Castilla y León, celebrado en la capital leonesa, que sólo, comiera tortillas francesas, y para ilustrar a los periodistas sobre la riqueza de su dieta confesó su debilidad por las alubias, garbanzos y lentejas, aunque consumidas en pequeñas cantidades. Suárez, que manifestó encontrarse en una estupenda forma física -"Hace 20 años", dijo, "que me mantengo en 76 kilos"-, aludió a que su secreto es el tenis y el karate. Un informador le preguntó si lo del karate tenía algo que ver con la dureza de la rivalidad política: "Lo practico porque me gusta", fue la respuesta, "y la verdad es que nunca he pegado a nadie..., pero que lo sepan por si acaso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de marzo de 1987

Más información

  • GENTE