La hepatitis de Valdano fuerza al Real Madrid a buscar un tercer extranjero

Jorge Valdano, delantero argentino del Real Madrid que actualmente está tramitando su nacionalización española, padece una hepatitis aguda del tipo B, al igual que el traumatólogo del club, Miguel Herrador. Valdano tardará en recuperarse unos tres meses. Su enfermedad fuerza al Madrid a buscar un tercer extranjero, perspectiva que se plantea desde dos ángulos: contratar de inmediato a uno en alquiler por lo que resta de temporada o esperar la resolución del caso Schuster, en pleito con el Barcelona, e intentar ficharle, si quedase libre, para la próxima temporada.

La campaña ha concluido para Valdano, que sufría molestias en la espalda desde hacía algo más de 15 días y que el miércoles de la semana pasada terminó muy cansado el partido Estrella Roja-Real Madrid, de la Copa de Europa. Al regreso de Belgrado, se le realizaron los oportunos análisis, que detectaron su enfermedad, una hepatitis aguda del tipo B, similar a la que padeció su compatriota Maradona cuando jugaba en el Barcelona.Dado su carácter contagioso, toda la plantilla del equipo blanco ha sido reconocida también, mediante una analítica completa, sin que se haya advertido que ningún otro de sus componentes esté afectado por ella. Mendoza citó ayer a la junta directiva que se celebró en el club a Camacho y Santillana, como capitanes, para tranquilizarles sobre ello, aunque, además de Valdano, el doctor Miguel Ángel Herrador también sufre una hepatitis similar y el propio presidente se va a realizar hoy mismo los análisis pertinentes, dada su convivencia habitual con el grupo.

Se da la circunstancia de que el contrato de Valdano concluye el próximo 30 de Junio. Mendoza manifestó que el Madrid considerará su enfermedad como una lesión más y dejó entrever su presumible renovación. En cualquier caso, no concretó si en el futuro sería el segundo extranjero del cuadro junto al mexicano Hugo Sánchez, o el tercero, lo más probable.

La sustitución inmediata de Valdano es un asunto que el Madrid se plantea ante el tramo decisivo de la temporada en el que encara tres frentes, la Liga, la Copa y la Copa de Europa. Mendoza comentó al respecto que es difícil encontrar ahora a alguien que pudiese jugar como alquilado. A la pregunta de si le gustaba el alemán occidental Bernd Schuster, que mantiene un contencioso con el Barcelona, Mendoza respondió: "¿En qué sentido?". Al aclararle que en términos puramente futbolísticos, afirmó que es un gran jugador, pero que no se ha mantenido contacto alguno con él.

Fuentes del club indican, no obstante, el interés con el que sigue el Madrid la resolución del pleito laboral de Schuster con el Barcelona. El próximo día 26 se celebrará el juicio, en el que Schuster pide la libertad y una indemnización, aunque una hipotética sentencia a su favor no sería firme si el club barcelonista recurriese ante Tribunal Central de Trabajo.

La posibilidad de ascender al danés Povlsen, delantero de 20 años que actúa en el Castilla, no parece lo más conveniente. En el Madrid existe cierta coincidencia de opiniones en que el equipo parece necesitar un líder en el centro del campo, en la posición que ocupa Gallego, de quien se ha censurado últimamente en el club sus problemas con rivales y árbitros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS