LA CRISIS DE LA DERECHA

Los dirigentes del PDP, "cada vez mas lejos" de Alianza Popular

El Partido Demócrata Popular (PDP), que preside Óscar Alzaga, se encuentra "ideológicamente cada vez más lejos de Alianza Popular", según comentó ayer un dirigente democristiano, quien recalcó que en el próximo congreso nacional del partido, a celebrar los días 20 y 21 de este mes, "triunfará una línea netamente centrista". El congreso, según la misma fuente, también rechazará la idea de acudir a las próximas elecciones municipales y autonómicas de junio pactando con cualquier otra fuerza. Esta idea es preconizada por un sector minoritario del partido, que no rechazaría "acuerdos localizados" con AP.Los dirigentes democristianos tratarán de ofrecer una imagen de partido unido, "alejado de postulados conservadores", aprovechando la celebración del tercer congreso nacional del PDP. Un sector de este partido trató de forzar un aplazamiento del congreso, que hace algunas semanas se presentaba rodeado de nubarrones ante los rumores de que Alzaga pretendía dejar la presidencia -de hecho, Alzaga presentó la dimisión, que no le fue aceptada, el pasado mes de julio-. Ahora Alzaga concurrirá al congreso encabezando una lista de integración en la que estén representados también los minoritarios que rechazaron en su día la ruptura del pacto de Coalición Popular con AP.

El intento de ocupar el centro, en concurrencia con el Centro Democrático y Social (CDS), de Adolfo Suárez, hace que los democristianos rechacen enérgicamente la idea de que ellos puedan resultar beneficiados o salpicados por la crisis aliancista. Y ello pese a los intentos que desde AP se han hecho para atraer a figuras del PDP, intentos coronados por el éxito en los casos de Julen Guimón y José María Álvarez del Manzano, y fracasados en el de Rodolfo Martín Villa.

Martín Villa, casi descartado

Se considera prácticamente descartado que Martín Villa, que puso serias objeciones a la ruptura con AP, pase a ocupar una de las vicepresidencias del PDP, aunque los dirigentes democristianos intentarán reavivar su candidatura a la presidencia de la Junta castellano-leonesa en las elecciones de Junio. Martín Villa ha expresado privadamente sus reticencias a concurrir en solitario a estas elecciones, ante el temor de que la competencia con AP por el espacio conservador pudiera resultar ruinosa para sus posibilidades electorales. Por ello, preconizaba algún tipo de entendimiento, pre o poselectoral, con los conservadores, al menos en la comunidad castellano-leonesa, aunque, como se ve, las tesis oficiales del próximo congreso democristiano parecen discurrir por otros derroteros. En cualquier caso, la dimisión de Fraga contribuirá, según los análisis democristianos, a debilitar las posibilidades electorales del candidato aliancista a la presidencia del Gobierno castellano-leonés, José María Aznar, lo que equivale a decir que fortalecerá a Martín Villa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción