Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santillana: "Luis Molowny movía más a la gente en el banquillo"

El capitán madridista piensa que "los suplentes lo son más este año"

Carlos Santillana, de 34 años, 16 temporadas en el Real Madrid y capitán del equipo junto a Camacho, afirma que "estadísticamente es un hecho que Molowny movía más a la gente en el banquillo", y añade: "Está claro que los suplentes lo somos más que otros años. El entrenador, por la experiencia de lo que llevamos de temporada, no es dado a mover el equipo ni a hacer cambios, aunque respetamos sus decisiones porque él es el responsable". Santillana cree que el Madrid actual está siendo "más irregular e intermitente en su juego que el año pasado".

Santillana vuelve a llevar con dignidad su suplencia. Para un jugador que lo ha sido todo en el Madrid y que aún se ve capacitado para cooperar en la marcha del equipo resulta "frustrante" estar en una situación así. "Pero tengo que aceptarla como profesional y sobre todo por respeto a mis compañeros, porque la plantilla del Madrid es de una calidad indiscutible".Santillana, que cada dos frases que encadena incluye otra en la que quiere dejar claro que él no se rebela contra el entrenador y que respeta su posición profesional, también quiere dejar igual de claro lo que piensa al respecto, sus sentimientos.

Santillana ya era suplente co n Molowny el año pasado. En realidad lo ha sido desde que llegó al equipo Hugo Sánchez, probablemente el jugador más rentable de la plantilla. Pero Santillana, cuando era utilizado con mayor asiduidad por Luis Molowny, supo responder con goles decisivos, sobre todo en las reniontadas históricas del estadio Bernabéu en la Copa de la UEFA.

"Jamás voy a plantear ser titular", afirma, "aunque hay cosas que me hacen pensar. Porque si el propio míster asegura después de los partidos públicamente que hay compañeros cansados, a veces mi sentimiento es el de entonces, en el transcurso de algunos encuentros, podría entrar en el equipo".

Comentarios de banquillo

La temporada comenzó para Santillana con algunas esperanzas más de las que se le otorgaban. Por una parte, sus éxitos en partidos decisivos le aseguraron una temporada más de contrato; por otro lado, las primera palabras de Beenhaker como entrenador del Real Madrid fueron sumamente correctas paracon el capitán madridista, alabando sus condiciones a la par que estimaba que era un jugador importante aún. Sin embargo, pasaron los partidos y sus actuaciones fueron haciéndose cada vez más esporádicas. Ahora, con el técnico reconociendo que el equipo está cansado, tampoco entra en juego.Santillana, por ejemplo, llegó a pensarlo el pasado dorningo, cuando en Valladolid el equipo estaba ya sin demasiado fondo en el segundo tiempo, empataba a un gol y el árbitro expulsó a un jugador local, a Hierro, a 10 minutos del final.

En ese instante, Agustín, Mino, Santillana, Pardeza y Martín Vázquez -éste declaró la pasada semana en el diario Marca que Beenhakker no cuenta con él, y que de seguir así se irá- estaban en el banquillo, algunos se miraron y llegaron a comentar entre ellos que era el momento para hacer los dos cambios, para oxigenar al equipo y darle mayor capacidad en ese tramo decisivo.

Estaban convencidos de la necesidad de que así fuera. Sin embargo, ninguno de ellos fue utilizado por Beenhakker, que mantuvo a los mismos 11 hombres del comienzo, aunque a algunos, como Michel, Butragueño, Valdano o Juanito, se les veía cansados.

El delantero no cree que el equipo acuse un especial cansancio físico por la sobrecarga de partidos, "porque éste no es un problema de esta temporada; lo de jugar miércoles y domingos siempre ha existido en el Madrid, y eso es bueno, porque demuestra que siguen siendo bastantes los jugadores que acuden a las distintas selecciones nacionales, que estamos ahí".

"Sí es cierto", añade, "que esta temporada va a ser más larga y recargada por el cambio del sistema de competición y será imposible que los mismos jugadores puedan mantener siempre el mismo ritmo los otros siete meses que restan aún del campeonato, eso es algo lógico y para ello el Madrid cuenta con una plantilla que todo el mundo dice que es espléndida porque es así".

Falta regularidad

Santillana no quiere entrar en la polémica abierta sobre el cambio de la preparación física del año anterior a éste, desde el buen funcionamiento del dúo Molowny-De Mata al menos armónico de Beenhakker con el mismo preparador (que ahora tiene un papel menos importante en la programación), aunque insiste en que el equipo "no tiene por qué estar cansado ni andar mal en cuanto a fondo"."Estamos siendo menos regulares que la temporada anterior. Este año hemos hecho algunos partidos muy brillantes, de gran nivel, como en Turín o en Sevilla, pero falta continuidad y un tono más regular. No sólo entre partido y partido, sino que ha habido encuentros en los que se ha jugado muy bien en el primer tiempo y luego se ha bajado en el segundo".

Cuando se le pregunta si está de acuerdo en que eso se debe a falta de resistencia, Santillana responde: "Yo creo que tampoco aprovechamos las ocasiones comp la temporada anterior, en ese sentido no estamos teniendo suerte".

Sin traumas

Santillana aún no ha decidido sobre su futuro. Sabe que la retirada está cada vez más cerca y lo asume sin traumas, aunque insista en que puede ser útil al equipo, como algunas veces ha declarado su entrenador tras determinados tropiezos, aunque paradójicamente Santillana no estuviese convocado o fuese utilizado apenas 10 minutos. Sobre este punto, el jugador prefiere no opinar. Se limita a rematar la entrevista a su manera, con la cabeza: "Que quede claro que todo esto que he expuesto son mis sentimientos y que no tengo nada contra el míster".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1986