Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laboriosa victoria del Barça ante la Real Sociedad

El Barcelona consiguió anoche su victoria más laboriosa de la temporada, que le mantendrá una jornada más como líder de la Liga española. El equipo azulgrana materializó su triunfo sobre la Real Sociedad precisamente momentos después de haberse quedado en inferioridad numérica por la expulsión de Migueli. Esta circunstancia no sólo provocó el apoyo total del público hacia su equipo, sino que además sirvió para observar el mejor juego azulgrana. El encuentro significó el debú de Salva en la Liga después de tres años de ausencia.Tácticamente, el Barcelona jugó un partido muy similar al que viene desarrollando en la presente temporada. La Real Sociedad, por su parte, sorprendió colocando a un hombre fijo encima de Hughes que en ocasiones hacía de libre. Jugó con tres centrales ante un equipo que sólo tenía un delantero centro y no aprovechó nunca los recursos ofensivos de sus laterales, Sagarzazu y López Rekarte. La Real Sociedad, en definitiva, se mostró como un equipo conservador muy lejos de aquel que ganó hace dos años en el Camp Nou (2-3) y que empató (14) en la pasada temporada.

La Real Sociedad tampoco aprovechó los momentos decisivos del encuentro y en los que el Barcelona parecía estar a la defensiva. De entrada, el equipo azulgrana jugó con cierto recelo, sin ejercer presión.

Pero el momento más complicado y angustioso para el Barcelona llegó con la expulsión de Migueli, cuando apenas se llevaba jugado un minuto de la segunda parte. Con 10 jugadores enfrente y sin el mejor central del Barcelona, Toshack dio entrada a dos hombres de refresco que, en teoría, debían aprovechar el vacío dejado por Migueli. Pero la Real no aprovechó esos minutos de desorden defensivo azulgrana y fue entonces cuando el Barcelona se encontró con su afición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 1986

Más información

  • Migueli fue expulsado