Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

La publicidad pasa a patrocinar los clubes

Las operaciones publicitarias realizadas en el atletismo van a sufrir un gran cambio ante la nueva reglamentación internacional sobre este aspecto. Los atletas, a partir de la próxima temporada, sólo pueden lucir en la camiseta el nombre de su club o el de material deportivo. Larios, la ginebra que anunciaba José Luis González, pasa a patrocinar el club Moratalaz de Madrid, y la casa de cocinas Hergom, que tenía contratado a José Manuel Abascal, al Universitario de Barcelona.

Este cambio en la orientación publicitaria ha provocado que clubes de gran tradición tengan ahora nombre y apellidos, al estilo del baloncesto, casos del Larios-Moratalaz y el Hergom-Universitario. El segundo caso no va a plantear problemas, porque Abascal se integra simplemente a un club que este año no tenía. Distinta es la situación de Larios, que la pasada temporada realizó la mayor operación publicitaria en el atletismo español al contratar 18 atletas que ahora, para que continúen siendo su escaparate comercial, han de cambiar de club.De los 18 atletas que llegaron a mostrar la publicidad de Larios quedan ahora 15, después de que a lo largo de la temporada causaran baja Ángel Heras, Antonio Sánchez y José Marín. Los que ahora tendrán que plantear su futuro, puesto que ninguno pertenece al Moratalaz, son José Luis González, Colomán Trabado, Antonio Corgos, Jordi Llopart, Javier Moracho, Carlos Sala, Domingo Ramón, José Alonso, José Luis Carreira, Abel Antón, Andrés Vera, Alberto Ruiz, Javier Arques, Blanca Lacambra y Rosa Colorado.

La pertenencia de la mayoría de estos atletas a algún club va a plantear serios. inconvenientes a las negociaciones que inmediatamente se van a iniciar para que fichen por el Moratalaz y sigan luciendo, por tanto, la misma publicidad que este verano. José Luis González, por ejemplo, tiene un contrato millonario con el Real Madrid, que perdería si deja este club. En cualquier caso, la seguridad económica de este atleta es menos incierta que la de sus compañeros porque su contrato con Unipublic, que a su vez vendió la camiseta de González a Larios, es por tres años, a razón de 10 millones de pesetas por temporada.

El problema de la continuidad comercial es para los otros atletas, que perciben cantidades muy inferiores a la de González, y que en algunos casos no les compensaría perder el dinero que reciben de sus actuales clubes para mantener la publicidad en el Moratalaz.

Una entidad modesta

El Moratalaz es un modesto club con 140 atletas, ninguno de ellos conocido, que tiene como principal entrenador a Rafael Pajarón, ex director técnico de la Federación Española de Atletismo, que dejó el cargo tras un plante de los atletas en protesta por los criterios que seguía. Pajarón es al mismo tiempo adjunto al director técnico de atletismo de la agencia Unipublic, José María Matinot, con quien José Luis González mantuvo a finales de la temporada una seria discrepancia de criterios.Las dificultades para que los atletas siguieran luciendo la publicidad contratada por sí sola estribaban en que la Federación Internacional de Atletismo reguló el pasado mes de agosto este tema comercial. La nueva normativa señala que sólo se puede lucir publicidad en el caso que ésta patrocine un club o se trate de una casa de material deportivo, y que el tamaño de la pegatina en las camisetas no puede exceder de 15 centímetros de largo por cuatro de ancho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 1986