Recuperado un botín por valor de 350 millones de pesetas sustraído de un domicilio particular

Una mujer de 47 años, A. B. B., y su hijo, de 24, G. J. LI. B., han sido detenidos por la policía como presuntos autores del robo en un domicilio particular de joyas, plata y cuadros por valor de 350 millones de pesetas, que, en su mayor parte, han sido recuperados. La supuesta autora del robo parece que hizo copia de las llaves de la vivienda aprovechándose de su amistad con Teresa García, viuda, de 80 años, propietaria del piso desvalijado. La víctima había retirado últimamente muchos objetos de valor de una caja de seguridad al considerar caro el precio de 50.000 pesetas anuales por su alquiler.

El robo se produjo, según la afectada, el pasado día 18 a mediodía. Algunos vecinos del inmueble, que se encuentra en el distrito de Retiro, creyeron incluso que se trataba de una mudanza al ver cómo sacaban cuadros, tablas pequeñas, objetos de plata y marfil, jarrones y joyas. En total, la policía valora el botín en 350 millones de pesetas, mientras la dueña afirma que ella calcula que el valor será de unos 150 millones. "Claro que la policía habrá aplicado precios actuales del mercado", dice esta anciana, viuda de un abogado, que se encontraba de vacaciones en la provincia de Burgos cuando ocurrió el robo."El mismo día 18 me avisó un sobrino que venía a regar los tiestos. Cuando llegué, vi que se habían llevado siete óleos de Francisco Pradilla, cuatro de Dalmau y tres bodegones de Marced Purió, varias tablas pequeñas, dos jarrones de plata de unos 40 centímetros de altura, los candelabros de plata de cinco luces, otros de un brazo y un juego de café en plata que pesa nueve o diez kilos. En cuanto a joyas, ni se sabe, pues, a la vista de la valoración hecha por los técnicos de la policía, deben valer unos 50 o 60 millones de pesetas", dice la afectada, que en los últimos días se ha dado cuenta de la desaparición de otras alhajas no recordadas al hacer la denuncia, en la que también incluyó 30 figuras de marfil, cerámica y jade, siete cajas con monedas de colección, dos tapices y un vídeo, entre otros objetos. "Debo de haber recuperado el 90% de lo que me han robado, aunque espero que, con las papeletas del Monte de Piedad halladas, pueda encontrar el resto".

Según la policía, al comprobarse que se había empleado una llave falsa para entrar en el piso -dotado con un buen sistema de seguridad en puertas y ventanas-, se orientó la investigación hacia delincuentes especializados en este tipo de sustracciones y hacia personas relacionadas con la anciana. Así, a principios de esta semana, se detuvo a A. B. B. tras comprobar que había alquilado una caja de seguridad y -había empeñado en el Monte de Piedad por 100.000 pesetas tres pulseras de oro que fueron reconocidas por la víctima del robo.

La detención se produjo en una agencia bancaria de la avenida de Felipe II, cuando la supuesta autora del robo se dirigía a la caja de seguridad alquilada con dos bolsas llenas dejoyas y monedas. En una de las bolsas se hallaron tres llaves, que, según se comprobó, son copias de las de la vivienda robada. Detenido el hijo de la supuesta autora y solicitado el correspondiente mandamiento judicial para registrar su domicilio, se encontró en un cuarto trastero la mayor parte de los objetos robados.

Teresa García manifestó que había conocido a su supuesta ladrona hace un año en un bingo y ésta le invitó a jugar juntas. Desde entonces se vieron asiduamente y la anciana invitó a su casa varias veces a su nueva amiga. "Me contó que tenía su dinero en Alemania, que estaba separada de un diplomático y que era propietaria de una empresa de máquinas recreativas. No sé si hay algo de verdad en todo ello. Lo que sé es que a lo largo de este año le presté en total cuatro millones de pesetas, que ahora veo imposible recuperar, pues no la hice firmar ningún recibo, a pesar de que los empleados del mismo banco me dijeron que pidiera un comprobante".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Crucero por el Mediterráneo

Tras la detención de su amiga, la anciana comunicó a la policía que la copia de las llaves de su casa se debió de producir durante un viaje que ambas mujeres hicieron a Barcelona el pasado 6 de agosto. Su amiga le invitó a dejar las llaves en la caja del hotel alquilada a nombre de la ahora detenida. Asimismo, Teresa García asegura que oyó cómo su amiga preguntaba por una calle en la que se halla ubicado el concesionario de la casa fabricante de las llaves.

"Ella sabía todo sobre mis costumbres. Conocía dónde estaba de veraneo y cuándo iba a volver a Madrid, pues, precisamente, a mi vuelta me había invitado a un crucero por el Mediterráneo, del que, a la vista de le, que dice la policía, parece que: no iba a volver". Asegura esta. mujer que, cuando el juzgado le devuelva. sus objetos de valor, los volverá a poner en la caja de seguridad cuyo alquiler a punto estaba de suspender. "Me estaba llevando poco a poco todo a casa, pues me habían subido a 50.000 pesetas el alquiler anual de la caja y eso, antes del robo, me parecía mucho".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS