Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro muertos al estrellarse un hidroavión francés en un incendio forestal en La Jonquera

Los cuatro tripulantes de un hidroavión francés que participaba en la extinción de un incendio forestal que se inició en Francia y atravesó la frontera por La Jonquera (Gerona) resultaron muertos al estrellarse el aparato por causas desconocidas en un punto próximo al núcleo de Requesens, en el término municipal de Cantallops. El incendio obligó al cierre de la autopista A-17 y de la aduana de La Jonquera, así como al corte de la línea férrea Barcelona-Port Bou. En la misma zona se declararon otros tres incendios que, a causa del fuerte viento, cobraron rápidamente importancia.

A las seis de la tarde, las llamas se encontraban a menos de 100 metros de las instalaciones aduaneras de La Jonquera. Los servicios de extinción desplazados a la zona (300 bomberos y 55 vehículos autobomba) resultaban totalmente insuficientes para frenar el avance de las llamas. Policías, guardias civiles y voluntarios se sumaron, sin apenas medios, a la lucha contra el fuego, en un intento para impedir que resultaran dañados los camiones estacionados en la esplanada contígua a la aduana. El fuerte viento reinante, con rachas de hasta 120 kilómetros por hora, impedía la actuación de hidroaviones. Aunque con algunas, dificultades, sólo un helicóptero, en el que viajaba el jefe de las operaciones de extinción, consiguió sobrevolar la zona.El incendio se inició poco después de las 10 de la mañana en la localidad francesa de Le Perthus. Fuentes de la Policía Municipal de La Jonquera señalaron a la agencia Efe que el siniestro tuvo su origen en vehículo estacionado en un aparcamiento de la mencionada localidad francesa.

Tras cruzar la autopista Barcelona-Perpignan, que fue cortada al tráfico, las llamas avanzaron con inusitada rapidez en dirección a La Jonquera. A las dos de la tarde, el frente de fuego llegó a la zona de Requesens, donde se estrelló el hidroavión francés que colaboraba en las tareas de extinción. Se da la circunstancia de que los hidroaviones españoles no habían despegado por las malas condiciones climatológicas existentes para el vuelo. Aunque no existe todavía una versión oficial sobre las causas del accidente, todas las fuentes consultadas subrayaban la posibilidad de que el aparato se hubiese estrellado a causa del fuer te viento reinante en la zona en ese momento. En el accidente fallecieron los cuatro tripulantes del aparato (piloto, copiloto, ayudante y mecánico). A las seis de la tarde, el juez se dirigía, al lugar del accidente, donde la caída del aparato provocó otro pequeño incendio, para proceder al levantamiento de los cadáveres.

Otros tres incendios forestales se declararon en Garriguella, Cadaqués y Gallinars, localidades todas ellas muy próximas a La Jonquera. Según Xavier Soy, delegado de la Generalitat en Gerona, los tres eran de, gran magnitud. Además, otros ocho incendios de menorenvergadura ardían en la provincia gerundense. "La situación es de extrema gravedad", precisó Soy al informar que se había solicitado la intervención del Ejército.

Cierre de carreteras

A causa de los incendios varias carreteras de la zona fueron cortadas, lo que en este final de semana de mitad de Julio, con un movimiento masivo de turistas, provocó importantes embotellamientos. Por la tarde estaba interrumpida la comunicación con Francia a través de la autopista A-17, la carretera N-II y la línea férrea, y a esa hora Cadaqués y Cantallops se encontraban incomunicadas tanto por carretera como telefónicamente. Varias masías se encontraban sitiadas por el fuego en la misma zona, y en un radio de al menos 30 kilómetros el espeso humo ocultaba completamente el sol reinante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de julio de 1986

Más información

  • Nueva oleada de fuegos de fin de semana en los bosques catalanes