Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÉXICO 86

Carlos Bilardo

Detrás del rutilante éxito de Argentina y Maradona ha habido un hombre muy atacado en su propio país durante los tres años anteriores al campeonato: Carlos Salvador Bilardo, El Narigón, antiguo jugador del Estudiantes de la Plata en la época en que este equipo se convirtió en el indeseable del fútbol mundial. A Carlos Bilardo le ha pesado la leyenda negra que creó su conjunto cuando él era jugador y le ha hecho objeto de críticas y persecuciones. Se le ha considerado en Argentina como el defensor del antijuego; casi, como un anticristo del fútbol venido para corromperlo.Pero Bilardo no ha sido eso, sino lo contrario. Maradona es la máxima expresión del fútbol de ataque, arte y belleza. Y Bilardo le ha dado a Maradona toda la libertad para jugar que éste le ha pedido. Le ha hecho centro, eje y capitán del equipo. Le ha ofrecido todo lo necesario para que desarrollara su juego. César Luis Menotti, seleccionador argentino durante el Mundial de 1978, en su país, y el de 1982, en España, se sumó a la campaña e incluso en algunos momentos la encabezó, en actitud de mal compañero. Bilardo vivió su revancha con elegancia. Se limitó a decir, después de la final, que le dolían más que las críticas de los periodistas las de colegas de la profesión.

Menotti, que durante el Mundial ha atacado a Maradona y a Argentina y que pronosticó la derrota de este equipo ante la RFA, ha dado un mal paso. Él llevó a Argentina al título, pero en su propio país. Bilardo lo ha hecho fuera de su casa. Y todo el mundo en el fútbol sabe la enorme diferencia que hay entre ganar un título en casa o hacerlo fuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 1986