Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid ofrecerá a Fernando Martín el mejor contrato de un jugador en Europa

El Real Madrid ofrecerá a su jugador Fernando Martín el mejor contrato que haya tenido nunca un baloncestista en Europa, y que rondará seguramente los 50 millones de pesetas al año, para que reconsidere su intención de jugar en la NBA (liga profesional norteamericana). El fichaje de Andrés Jiménez por el Barcelona ha sido el hecho que ha movido al club madridista a intentar asegurarse una plantilla competitiva, a la vista de que la potencia del Barcelona hace peligrar sus aspiraciones.

La cotización tan elevada de Jiménez, cuyo contrato con el Barcelona puede suponerle, por diversos conceptos, unos ingresos cercanos a los 35 millones de pesetas anuales, ha hecho saltar el mercado. El Real Madrid, que contaba con la posibilidad de que Martín se marchara a Estados Unidos, hizo una oferta importante por aquel jugador -sobre los 23 millones anuales-, oferta muy alta que se había calculado a partir de que no habría que pagar a Fernando Martín, quien actualmente percibe en el Real Madrid por encima de los 20 millones. Este ahorro serviría para sufragar la operación Jiménez puesto que su fichaje sólo se hacía ante la circunstancia de la marcha del pivote niadridista.Pero, ante la potencia que ha adquirido el Barcelona con la contratación de Jiménez y del base internacional Joaquín Costa, el Real Madrid ha decidido pujar muy fuerte por Fernando Martín, cuya participación en el equipo, se considera ahora imprescindible para no permitir que el Barcelona se convierta en inalcanzable. Así, y sobre la base de los 35 millones de Jiménez, el club madridista está dispuesto a entablar negociaciones con Martín para asegurarle un contrato aún más alto, puesto que se considera que el valor de Martín como jugador es superior al de Jiménez.

Fernando Martín había renegociado su contrato con el Real Madrid después de su experiencia en el campus de los New Jersey Nets. Aparte de mayores emolumentos, se fijaba una cláusula mediante la cual el club no ponía objeciones a que el jugador volviese a intentar su entrada en el baloncesto profesional norteamericano. Martín debía comunicar próximamente sus intenciones al club para que éste pudiese planificar con tiempo la próxima temporada, pero a pesar de que la fecha oficial era la del 31 de mayo:), técníco y directiva contaban con el dato de que Martín se iría a Estados Unidos. Es más, las negociaciones con Jiménez comenzaron a la vista de que, esta vez, la cosa iba en serio.

Independientemente del caso Jiménez, el Real Madrid decidió reforzarse fuertemente con dos jugadores extranjeros de alto nivel. Así, las conversaciones con Audi Norris están muy avanzadas, mientras que fracasó el acercamiento hacia el yugoslavo Drazen Petrovic. De la misma manera, el fichaje de Jiménez ha neutralizado las conversaciones que mantenían el base Montero, del Joventut, y el Real Madrid, amparadas en un acuerdo entre anibos clubes. Al quedar el Joventut. sin Jiménez y sin opción sobre Costa, comunicó al Real. Madrid que reconsideraba su postura de poner en venta los servicios de Montero.

La pugna entre Real Madrid y Barcelona ha hecho, pues, saltar el mercado español, e incluso ponerlo en el límite más alto del panorama europeo. Así, el nortearnericano Joe Barry Carroll fue considerado, hace un año, como el fichaje más costoso jamás conocido en Europa. Contrató con el Simac de Milán a razón de 200.000 dólares (unos 32 millones de pesetas de entonces) y otros 50.000 (ocho millones) como compensación si el club obtenía el título de Liga, hecho que sucedió. Jiménez, con su cotización actual, estaría muy cerca de superar esa cifra, mientras que Martín, ante la propuesta que le espera, la rebasaría claramente.

Pero Martín y Jiménez serían, de lejos, los jugadores nacidos en Europa mejor pagados, puesto que en Italia hombres como Antonello Riva (Arexons Cantú) y Dino Meneghin (Simac de Milán) se acercan a los 15 millones anuales. El baloncesto italiano está considerado como el más potente económicamente de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 1986

Más información

  • BALONCESTO