Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan de Reconversión Textil finaliza 11 meses antes de lo previsto

La reconversión de la industria textil española se dio ayer oficialmente por finalizada, al haber acortado el Gobierno 11 meses el plazo de presentación de proyectos empresariales al Plan de Reconversión Textil, que debía acabar el 31 de diciembre de 1986. La reducción del plazo de la reconversión fue comunicada en diciembre a la patronal del sector y a los sindicatos CC OO y UGT, representados en la comisión de seguimiento. El Plan de Reconversión Textil entró en vigor en septiembre de 1981.La patronal no se ha opuesto a la medida administrativa, a pesar de que fuentes del sector consideraron que su interés hubiera sido prolongar al máximo los beneficios financieros y fiscales del plan. Salvador Maluquer, secretario del Consejo Intertextil, manifestó ayer que la principal preocupación del sector respecto a la reconversión es, precisamente, la efectiva realización de los proyectos pendientes. La impresión dominante es, según la misma fuente, que no se han articulado este año fondos presupuestarios suficientes para cubrir las demandas de las empresas.

Las dos centrales sindicales se manifestaron desde el primer momento en contra del recorte de la reconversión, para cuya puesta en práctica la Administración ha invocado el ingreso en la Comunidad Europea (CE) y la necesidad de dar fin a las medidas proteccionistas sobre el sector.

Un informe de la federación textil de CC OO afirma que la decisión adoptada por la Presidencia del Gobierno desplaza el coste de las medidas de reconversión sobre los trabajadores. Raúl Castro, de UGT-Textil, afirmó que en otros sectores en reconversión, la adhesión a la CE ha sido pactada en condiciones de respeto a los planes en marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 1986