Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación en Punta Umbría por el asesinato de María del Carmen Carretero

Unas 2.000 personas se manifestaron ayer por las calles de la localidad onubense de Punta Umbría -de más de 8.000 habitantes- en repulsa por el asesinato de la niña de nueve años María del Carmen Carretero Gómez, encontrada muerta el pasado sábado en una vivienda deshabitada propiedad de la familia, tras una intensa búsqueda desde que desapareció de su domicilio, el pasado día 24 de octubre.

La manifestación, organizada por los alumnos del colegio nacional Virgen del Carmen, donde estudiaba la pequeña, iba encabezada por una pancarta en la que se leía: "No nos enseñéis a ser violentos". Una representación de los niños que recorrió en silencio las calles de Punta Umbría, depositó flores junto al nicho de María del Carmen después de la celebración de una misa funeral.El director del colegio Virgen del Carmen, Francisco Rodríguez Cermeño, declaró que la manifestación era "una expresión de dolor de los escolares y que puede contribuir a distendir los ánimos de la población ante tan lamentable suceso".

Confirmada la violación

Mientras tanto, el gobernador civil de la provincia, Ruperto Infantes, ha confirmado, tras conocer los resultados de la autopsia, que María del Carmen fue violada por su agresor o agresores y que llevaba muerta probablemente desde el mismo día de su secuestro.

Las investigaciones policiales para localizar al autor o autores del homicidio continúan, mientras se llevan a cabo los interrogatorios entre los familiares y las personas más próximas a la niña. En concreto, entre todas aquellas personas que pudieron tener acceso a las llaves de la vivienda donde fue hallado maniatado el cadáver de María del Carmen. El gobernador civil manifestó que se espera detener al autor o autores en los próximos días. Para ello, durante el día de ayer mantuvo varias reuniones con el teniente coronel de la Guardia Civil Ramón Montero Román.

La madre de María del Carmen se niega a admitir que su hija haya sido violada y repite una y otra vez "que nada de lo que dicen es verdad".

Otro dato que aporta la autopsia es el de que la niña fue violada y asesinada el mismo día de su desaparición, lo que puede explicar el avanzado estado de descomposición que presentaba el cadáver, informa Efe.

El profesor y tutor de María del Carmen ha redistribuido los puestos de la clase, porque los niños respetaron desde su desaparición el lugar que ocupaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de noviembre de 1985

Más información

  • ANDIALUCÍA