Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La BBC reconoce que el contraespionaje británico controla a su personal directivo

La BBC y el Gobierno británico se ven de nuevo envueltos en un escándalo que atenta contra la imagen de independencia e imparcialidad de la radiotelevisión británica al descubrirse que el MI5, el contraespionaje del Reino Unido, controla la contratación y los ascensos de su personal, La veracidad de la información, destapada el domingo por el semanario The Observer, fue matizada ayer por la propia compañía, que dijo que ese sistema se aplica sólo a parte del personal directivo."El sistema denominado de veto para !os directivos de la BBC fue introducido, a petición de la BBC, en 1937 y se ha mantenido con las sucesivas administraciones", dijo ayer un portavoz oficial. El procedimiento se aplica sólo a los directivos relacionados "con áreas sensibles o con acceso a información clasificada". La compañía decide unilateralmente a quién nombrar para un determinado cargo, lo mismo que quién es la persona a la que debe someterse a control, según la misma declaración oficial.

Las revelaciones del semanario han provocado una extraordinaria tormenta política en el Reino Unido. La Unión Nacional de Periodistas ha convocado una reunión urgente de su comisión ejecutiva y estudia medidas contra quienes presuntamente han violado la carta fundacional de la BBC, que garantiza su independencia política y editorial, mientras la oposición reclama la inmediata presencia en Londres de la primera ministra, Margaret Thatcher, de vacaciones en Austria.

A primeros de mes, la BBC se vio envuelta en otro escándalo al vetarse la emisión de un programa sobre el Ulster en el que intervenía un presunto jefe militar del IRA.

Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 1985