Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tragedia en la final de la Copa de Europa en Bruselas

Platini resolvió en el lanzamiento de un penalti injusto

Eran las 22.55 cuando Michel Platini cerró sus ojos en el centro del campo, miró al cielo y se acordó de su esposa, Christel. Acababa de producirse la jugada que al final daría el título soñado a la Juve. Platini había lanzado en profundidad a Boniek, que, perseguido por dos defensas ingleses, había caído cerca del área, lo que hizo que Daina señalase, desde el centro del campo, penalti.Fue en aquel momento cuando Platini recordó la superstición de Wieslawa, la esposa de su compañero y amigo Boniek, que le había pedido a la mujer del centrocampista francés que se quedasen en Turín y no viajasen a Bruselas. Wieslawa, al igual que el resto de esposas de los jugadores italianos, estuvo en Atenas en 1983 cuando el Hamburgo derrotó, también en final europea a la Juve (1-0), y ella estaba convencida de que había sido su presencia lo que provocó la derrota. Por eso Platini levantó su mirada al cielo y recordó que Christel llamaría a Wieslawa. Fue una final en la que la Juve trabajó para conseguir el título que le fal taba. Pese a contar con tres grandes ocasiones -todas ellas abor tadas de forma magnífica por el guardameta Taconi- el Liverpool fue incapaz esta vez de convertir en empate toda su fuerza y experiencia internacional.

Comunicado de la UEFA

La UEFA (Unión Europea de Fútbol) dio a conocer un comunicado en el que expresa sus condolencias a las familias de todas las víctimas "de los hechos criminales producidos por los hinchas". Dicho organismo justifica la decisión de celebrar el partido, a pesar de la tragedia, y señala que "fue tomada de común acuerdo por la UEFA, los clubes finalistas, sus federaciones nacionales, la organización y las autoridades responsables de la policía y la gendarmería. Les ha parecido que una evacuación prematura del estadio supondría un riesgo enorme, que habría podido aumentar el numero de víctimas".

La UEFA anuncia que abrirá "sin demora" una encuesta para depurar reponsabilidades y que "pondrá todos los medios para evitar la repetición de semejante tragedia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1985