_
_
_
_
BALONCESTO

Equipos profesionales de EE UU jugarán en España en septiembre

Luis Gómez

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El próximo mes de septiembre jugarán en España, por primera vez en los últimos 28 años y si las gestiones fructifican definitivamente, varios equipos profesionales norteamericanos de baloncesto. Los más accesibles, en estos momentos, son los Phoenix Suns y los New York Knicks. Las principales dificultades para su viaje a España radican en su elevado caché económico y en la posibilidad que ellos estudian de coordinar el viaje a España con la visita a otro país europeo, como Italia.El pasado año, Italia acogió por vez primera un torneo open en el que participaban equipos italianos y dos conjuntos profesionales norteamericanos, los Phoenix Suns y los New Jersey Nets. El torneo, que se celebró en varias canchas, resultó un éxito, a pesar de que traer a ambos equipos costó cerca de 40 millones de pesetas. Para organizar este torneo fue necesario un permiso especial de la FIBA, que prohibía todo enfrentamiento entre equipos profesionales y amateurs. El éxito del baloncesto en España ha propiciado a algunas entidades a intentar ahora la visita de equipos profesionales. Los interesados son dos: Asociación de Clubes y Real Madrid.

La Asociación de Clubes pretende organizar el llamado torneo Asociación con la presencia de un equipo profesional. Un agente ofreció la participación de una selección integrada por jugadores profesionales entre los cuales estaría Michael Jordan y que costaría unos 40.000 dólares por partido (unos 7 millones). Sin embargo, la Asociación prefiere un equipo completo y negocia en estos momentos con el agente de los Phoenix Suns, equipo que milita en la Pacific Division, donde ha terminado tercero, por debajo de Los Ángeles Lakers y Portland Trail Blazers y está clasificado para los play off. La Asociación tratará de rebajar el precio a costa de que dicho equipo dispute cuatro partidos en España. El llamado torneo Asociación contaría con la participación de Real Madrid, Barcelona, Phoenix Suns y Simac de Milán. Éste torneo se jugará, a primeros de septiembre, en Puerto Real (Cádiz).

Por su parte, el Real Madrid pretende organizar un partido de presentación del equipo de baloncesto, contando como rival con un conjunto profesional. El interés del Real Madrid no coincide con el de la Asociación, por cuanto ambas entidades desean la exclusividad del primer partido. De esa forma, las gestiones del club madridista parecen encaminarse hacia los New York Knicks, si bien, aprovechando la visita del equipo a Tel Aviv, se entró en contacto con uno de los agentes de los Celtics de Boston.

Cualquier equipo profesional acarrea diversos problemas para su contratación. Desde el alto número de personas que forman la expedición, alrededor de los 30, hasta sus exigencias de hoteles de la máxima categoría y billetes de avión de primera clase. En el caso de los Phoenix, por ejemplo, es necesario firmar una póliza de seguros que cuesta 10.000 dólares (1.750.000 pesetas). Este tipo de viajes se realizan con anterioridad al comienzo de los entrenamientos de estos equipos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_