Un dominio noruego a costa de los soviéticos

Los esquiadores noruegos han sido los grandes vencedores en los 39º Campeonatos del Mundo de Esquí Nórdico, disputados en Seefeld (Austria), al adjudicarse 15 de las 39 medallas en liza. En el conjunto escandinavo han destacado las mujeres, y especialmente Anette Boe y Grete Nykkelmo, que han conseguido entre las dos siete medallas. El conjunto soviético, que hasta hace poco era uno de los más fuertes, vivió la amargura de la decadencia y sólo obtuvo una medalla de oro. Los españoles siguieron en el mismo tono de mediocridad.

Más información

Los esquiadores noruegos han dominado en los Campeonatos del Mundo de Esquí Nórdico disputados en Seefeld, al conseguir 15 medallas (cinco de cada metal) de las 39 que estaban en juego. En las pruebas masculinas consiguieron dos medallas de oro. Una el equipo de relevos 4 X 10 kilómetros y la otra Per Bergerud, al saltar 110 y 106 metros en el trampolín de 90. Sin embargo, las mujeres han sido las verdaderas protagonistas del equipo nórdico. Entre Anette Boe y Grete Nykkelmo consiguieron seis medallas individuales (tres de oro y tres de bronce) y formaron parte del equipo que obtuvo la plata en los relevos 4X5 kilómetros.La progresión de Noruega en las disciplinas nórdicas, que en parte inventó este país, ha sido importante en los últimos años, después de estar varias temporadas entre los países comparsas. En los mundiales de 1978 en Lahti (Finlandia) sólo consiguieron una medalla de bronce en los relevos 4X 10 masculinos.

Los noruegos deben agradecer parte de su éxito al rotundo fracaso de los esquiadores soviéticos. Sólo obtuvieron la medalla de oro en los relevos 4X5 femeninos, prueba que estuvo a punto de terminar con escándalo. El equipo suizo acusó a la Vassiltchenko de haber cubierto los últimos 200 metros al estilo clásico, es decir, levantando los pies, lo que está prohibido. Pero no hubo reclamación oficial.

Los esquiadores soviéticos están atravesando una crisis. En los mundiales de Lahti (Finlandia), la URSS consiguió 11 medallas, más que nadie. Dos años después, en los Juegos Olímpicos de Lake Placid (EE UU), consiguieron siete medallas, dos menos que Finlandia. En los mundiales de Oslo, el bache soviético fue mayor: sólo cinco medallas (una de oro y cuatro de plata). En los pasados Juegos de Sarajevo (Yugoslavia), volvieron a ganar cinco medallas (una de oro y cuatro de plata). Este año no han podido ganar más que el oro en los relevos femeninos.

El único ganador de dos medallas de oro en Seefeld fue el sueco Gunde Svan, militar de 23 años, ganador de la Copa del Mundo 1984 y aficionado a la mecánica. Se impuso en las pruebas de 30 y 50 kilómetros. Por primera vez en su historia, Italia consiguió tres medallas en unas competiciones de esquí nórdico.

Los españoles, mal

La participación española no llegó ni a ser mediocre. Los hombres quedaron en posiciones muy similares a las de los anteriores Campeonatos del Mundo, disputados en Oslo en 1982. La mejora más significativa fue la de Miquel Prat, de 30 años, que quedó el 562 en 15 kilómetros, cuando en Oslo se clasificó en el 632 puesto. Su compañero Josep Giró, de 30 años, fue 492, también en 15 kilómetros, de los 86 corredores que llegaron. En 30 kilómetros Giró ocupó la 531 posición, mientras que Prat abandonó junto con otros 80 participantes.El equipo de saltos tuvo una actuación similar. En el trampolín de 90 metros, Bernat Sola fue 512, con saltos de 88 y 90 metros, e Ignacio Rivera 552, con 86 y 88 metros. Las mujeres españolas no anduvieron a la zaga de sus compañeros. Rosa Prat mejoró algo en 20 kilómetros, al clasificarse en 39º lugar (en Oslo-82 fue 47ª), mientras que en 10 kilómetros fue 47ª y en 5 kilómetros ocupó la plaza 45ª. Piroska Abos quedó la 53ª en las carreras de 10 y 5 kilómetros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción