Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dalmacio Langarica muere, víctima de un infarto de miocardio

Dalmacio Langarica, uno de los españoles que más ha contribuido al engrandecimiento del ciclismo en España, falleció, a primeras horas de la tarde de ayer, en el hospital General de Santiago, en Vitoria, víctima de un infarto de miocardio. Langarica, vencedor de la Vuelta ciclista a España (1946) y cuatro veces ganador del Tour de Francia como director de equipo, había nacido el 5 de diciembre de 1919, en Otxandiano (Vizcaya) y era padre de ocho hijos, cuatro varones y cuatro mujeres.Sus triunfos, hace años como corredor, y últimamente como director deportivo, son imnumerables. Langarica se ha distinguido siempre como un estratega de la carretera, como un valiente y, sobre todo, como un hombre honesto. Ahora iba a dirigir al equipo de toda su vida, el más antiguo del mundo, el Kas, que regresa a la actividad después de varios años de ostracismo.

Sin duda alguna, las mejores páginas del ciclismo español las escribió Langarica al ganar el Tour en cuatro ocasiones, dirigiendo a corredores españoles. Primero llevó a la victoria a Federico Martín Bahamontes, después subió en dos ocasiones al Kas al podio de París, y, por último, alcanzó la victoria por equipos con una selección nacional.

El corredor vasco decidió ser ciclista a los 16 años. Fue en 1934, en la Vuelta al País Vasco y tras ver al italiano Gino Bartali, cuando decidió subirse a la bicicleta. Ganó el campeonato de España de montaña (1945), la Vuelta ciclista a España (1946) y participó en cuatro ocasiones en el Tour (1949, 1951, 1953 y 1954). Tras una actuación de aprendizaje en 1945, donde no estuvo muy afortunado, al año siguiente tomó la salida decidido a subir a lo más alto del podio. A pesar de que estuvo a punto de abandonar por una lesión en la rodilla derecha, ya había aprendido a sufrir y aguantó hasta el final con el jersei de líder: terminó en primera posición con más de 15 minutos sobre el segundo.

Como director deportivo, alcanzó el triunfo en el Tour 59, donde colocó al Águila de Toledo en el primer puesto de la clasificación, siendo el primer español que lograba tal gesta. También obtuvo el triunfo en 1965 y 1966 (dirigiendo al Kas) y en 1968, con la selección española.

El director del equipo ciclista Kelme, Rafael Carrasco, tras conocer la noticia de la muerte de Langarica, manifestó a Efe que "ha muerto el maestro de los directores del ciclismo. Ha sido el más grande y creo que pasarán muchos años hasta que volvamos a encontrar una persona como él". "El peor momento de su vida", termina diciendo Carrasco, "fue cuando tuvo que decantarse por Jesús Loroño o Bahamontes para ir al Tour 59. Se llevó a Bahamontes y ganó, pero esa decisión le costó la ruina pues tuvo que cerrar su negocio en el País Vasco, al recibir serias amenazas y boicotearle la tienda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 1985