Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:El cine en la pequeña pantalla

'También somos seres humanos', el soldado de a pie

The story of G. I. Joe, que en España se conoció como También somos seres humanos, y que podría traducirse por La historia del soldado raso, es un reportaje dramatizado que William WeIlman filmó en 1945 y que motivó el comentario más apasionado del presidente Eisenhower al calificar la película como "la más importante que yo haya visto nunca sobre la guerra".Entusiasmo que fue compartido por los propios soldados norteamericanos destacados en Italia cuando se les proyectó el filme. No en vano en él se pretendía describir su vida diaria, elogiándoles como hombres que trabajan la guerra como un oficio más, que sufren en su piel lo que en términos periodísticos sólo suele considerarse una nueva victoria o una lamentable derrota, es decir, un simple dato para la historia.

Ernie Pyle, que obtuvo el Premio Pulitzer por su descripción de la cotidianeidad de los soldados norteamericanos destacados en Italia, es uno de los personajes clave de la película. La interpretación que de él hizo Burguess Meredith le valió el aplauso de los críticos que, por otra parte, celebraron igualmente el esfuerzo de Robert Mitchum en su primera película bélica.

Material real

Weilman, respetando el sentido: del texto, rodó la película como si se tratara de un documental, incluyendo en algunas secuencias el necesario material real que protegiera este ángulo del filme. La miserable vida y la no menos miserable muerte de ese (esos) soldado (o soldados) raso quedaba así aupada por la evidencia, aunque ello no eliminara del todo la impresión de que También somos seres humanos respondía a las necesidades del momento, es decir, a la explotación sentimental de la guerra. Es la opinión que merece al crítico Xavier Masé, que en los mismos términos considera otro filme posterior de Wellman, Fuego en la nieve: un trabajo de cierta urgencia -de batalla- que reconfortara los ánimos. El humor, la tragedia y el melodrama combinaron sus atributos para facilitar una obra que en su momento tuvo una cálida acogida popular y que hoy, casi 40 años después, ofrecerá, sin duda, una lectura de distinto corte.También somos seres humanos se emite hoy a las 21.35 por la primera cadena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984