El Betis, falto de puesta a punto ante el tosco Craioya

El Betis sacó una victoria apretada ante un.equipo tosco, primitivo, corto de cualidades y que jugó un partido burdo, encerrado atrás y con la mente siempre puesta en el reloj. Al Betis se le notó fuera de punto, pese a lo cual hizo lo mejor del encuentro.En el Craiova sorprende tanto el aspecto arcaico y torpe de su delantero centro, Camataru, como la falta de fantasía en su despliegue táctico, en el que no se advierten cambios de posición ni combinaciones imaginativas que puedan desequilibrar el sistema defensivo contrario. Frente a eso, el Betis alineó un equipo muy falto de punto, de afinamiento, de age. Algo así como una guitarra sin afinar. La falta de inspiración de la pareja Cardeñosa-Gordillo fue el más claro índice de su torpeza, aunque el Betis mereció algún gol más que el marcado por Suárez, en el minuto 75, en acción ineritoria y de calidad. Parra hizo algunas cosas y Paco ganó en los saltos de cabeza a sus marcadores. Pero el Betis aportó poco más para su triunfo. Los rumanos, en su campo, con el rústico Camataru esperando centros sobre el punto de penalti, metiendo codazos en los pómulos de Mantilla y Alex y rodillazos en los costados de Esnaola, puede resultar peligroso.

Betis: Esnaola; Diego (Calleja, m. 72), Alex, Mantilla, Gordillo; Parra, Ortega (Valdo, m. 53), Cardeflosa, Suárez; Rincón y Paco. Universitatea Craiova: Lung; Alegrile, lorinescu, Stefanescu, Ungureanu; Ticleanu (Ciordan, m. 25), Adrian Popescu, Cristu, Bicu (Octavian Popescu, m. 72); Geolgau y Carriataru.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de septiembre de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50