El abrigo recupera su estrellato

La mujeres en invierno aparecerán ocultas en telas

Las colecciones de los diseñadores nacionales o extranjeros incorporan al abrigo entre las prendas más llamativas para la temporada del próximo invierno. La irrupción de esta prenda se presenta con múltiples variaciones y casi siempre sin forrar, incluyendo siluetas fluidas y esbeltas, línea trapecio, cruzados con doble fila de botones enormes trincheras de cortes clásicos o exageradamente voluminosos.Otros ofrecen un inconfundible aire militar, con tablillas en hombros y grandes canesús en espalda y pecho. Vuelven también los sobretodos; los gabanes de clara inspiración masculina, los albornoces que envuelven absolutamente todo, los ponchos y las capas del más puro estilo monacal, con capuchas incorporadas, guardapolvos y tabardas tipo marinera. En una palabra, para el próximo invierno la moda nos reserva unas mujeres cubiertas en tela, de arriba a abajo, y por todos los costados.

Los complementos también presentan novedades-ostentosas. Los cinturones, por ejemplo, se llevarán atados por delante, con nudo sencillo, pero también abundan los medios cinturones o martingalas de varios anchos y largos, que irán abrochados en la espalda. Las solapas incluyen el tipo caballero para gabanes y trincheras, los largos y elegantes estiló chal y las más discretas de terciopelo negro. Los bolsillos se sitúan en los flancos, esto es, en las caderas y serán, naturalmente, muy grandes, como parches.

En tejidos se impone la lana en infinidad de texturas y combinaciones, desde los tweeds y shedands, franelas y gabardinas, paños masculinos, paños tipo manta, lanas perchadas, y mezclas de mohair hasta las de tipo cashemere o alpaca. Vuelven los cuadros escoceses en tonalidades difuminadas, las patas de gallo, espigas. y la rayas tipo masculino. En cuanto a colorido, resalta la amplia gama de los marrones (camello, tabaco, caramelo, chocolate y heis), pero con mayor profusión de los tonos topo y visón como los neutros perfectos,las distintas tonalidades del blanco y gris; el azul marino (para remplazar el exceso del negro de la temporada pasada), alguna explosión de rojo brillante y morado.

COMPLENTOS EN CALZADO

El abrigo sea cual sea su forma se llevará, bien con conjuntos de trajes de chaqueta jugando con los mismos tonos, o en coordinación con faldas y pantalones (casi siempre con vueltas en los bajos) grandes jerseis de punto, con enormes cuellos altos o sin ellos. Los zapatos continuarán siendo planos estilo Oxford, mocasín o tipo golf Las botas en la misma línea, planas como el suelo qué pisan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS