Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los navieros piden subvenciones para los tráficos internacionales

El sector de la marina mercante que compite en tráficos internacionales libres está estrangulado entre una serie de condicionantes (obligación de comprar y asegurar el buque en España, repararlo en nuestro país, etcétera) y la necesidad de competir internacionalmente en el mercado de fletes. Sería necesaria una subvención al flete del 20%, tomando como base los internacionales, para compensar el incremento de costes derivados de tales obligaciones, señala la Asociación de Navieros Españoles (Anave).Así se desprende del estudio efectuado para Anave por el catedrático Luis Gamir sobre los efectos que para la marina mercante tienen la protección a la construcción naval, los costes de personal y la regulación de reparaciones, seguros y mantenimiento.

En el estudio se señala que la marina mercante se encuentra ante una triple problemática: el precio del barco es superior a los internacionales a causa del proteccionismo existente; los navieros no pueden "colocar aranceles a los fletes" para compensar la protección a los suministradores de productos y servicios de la flota y la caída de la demanda mundial en el mercado de fletes reduce el precio del "producto final" en el mercado internacional.

El profesor Gamir señala que el sector de la marina mercante se encuentra parcialmente estrangulado entre la protección a las industrias y suministros de empresas y la necesidad de competir internacionalmente en el mercado de fletes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 1984