Bricolaje

Goteos en grifos

Tanto si se trata de grifos antiguos o modernos, el sistema para repararlos es prácticamente el mismo. Y nada difícil

Para arreglar un grifo basta saber que la mayoría funciona por el mismo mecanismo: básicamente: se trata de una pieza -llamada zapata o soleta- que al mover el mando del grifo avanza sobre un agujero a través del cual pasa el agua.El mecanismo de movimiento de la zapata no suele estropearse, pero la zapata sí, porque es de goma o plástico, y con el uso se deforma y aplasta, llegando a no cerrar el paso del agua o a pasarse el grifo de rosca.

El goteo continuo por la boca del grifo también se debe a la misma razón. Por tanto, hay que cambiar la zapata por otra nueva cuando estas averías sucedan.

Lo primero que hay que hacer es cerrar la llave de paso del agua al grifo para evitar inundaciones imprevistas. Luego, buscar en el mando o llave del grifo el tornillo o la tuerca que permite desmontarla. Si no está directamente a la vista, se encontrará sin duda bajo un taponcito embellecedor, donde suele estar el punto rojo o azul del agua fría o caliente. Aflojando y sacando el tornillo o la tuerca ya se puede sacar la llave. Para ello hay que tirar hacia fuera de ella con fuerza, pues suele estar bastante dura.

Bajo la llave del grifo aparecerá una pieza cilíndrica, que puede tener una o dos tuercas. Afloje la mayor con una llave inglesa y retire la pieza que sale. Es precisamente esta pieza el mecanismo que hace avanzar la zapata que se encuentra en su extremo inferior.

Revise la zapata, que estará estropeada. Adquiera una mejor varias, para tener de repuesto- de la misma medida y encájela en lugar de la vieja (se sujetan a presión en un hueco o en un eje). Lo mejor es usar zapatas de caucho o de plástico.

Puesta la zapata en su lugar, hay que volver a montar el grifo.

Para que no se salga nada de agua entre la rosca del mecanismo y el cuerpo del grifo, enrolle en ella unas vueltas de cinta de teflón. Este producto es una ban da de plástico muy fina que rellenará todos los espacios interio res de la rosca, transformándose en una pasta completamente impenetrable al agua.

Rosque el mecanismo sobre el cuerpo del grifo y apriete con una llave inglesa, no con alicates.

Encaje de nuevo el mando del grifo en su lugar y sujételo con su tomillo o tuerca correspondiente. Ponga el taponcito embellece dor y use el grifo con suavidad.

El prensaestopas

Los goteos que se poroducen a veces en la base del grifo se deben a averías en el mecanismo interior, donde se encuentra un sistema llamado prensaestopas encargado de impedir que el agua, a su paso por el grifo, no salga a través de la llave.

Para acceder al prensaestopas hay que desmontar el grifo tal y como hemos ya indicado: quitar la tapita embellecedora, el tornillo que fija el mando, el mando y el mecanismo interior del grifo. Es en esta pieza donde se encuentra el sistema prensaestopas.

El mecanismo del grifo tiene en su parte superior el eje sobre el que se monta la llave. Justo en la base del eje puede encontrar dos cosas, dependiendo de cada grifo: o una tuerca pequeña, en cuyo caso el sistema prensaestopas es de tipo tradicional, o una grupilla, especie de arandela abierta, en cuyo caso el grifo tiene un sistema más moderno, a base de juntas tóricas.

En el primer caso, bastará con cambiar la junta de goma que aparece alrededor del eje cuando retiramos la tuerca. Para sacarla hay que empujar el eje y que salga por debajo del mecanismo. La junta se extrae con un destomillador fino. En los grifos más antiguos, en lugar de la junta de goma se ponía estopa o cáñamo enrollado alrededor del eje. Si es éste el caso, hay que quitar las fibras viejas, a menudo podridas, y sustituirlas por un cordoricito hecho con la misma cinta de teflón que usamos en las roscas. Dando tres o cuatro vueltas y volviendo a montar la tuerca en su lugar ligeramente apretada, el sistema queda listo para funcionar.

En el segundo caso, para eliminar el goteo hay que desmontar la grupilla de su lugar alrededor del eje. Se puede hacer con un destornillador, ya que estas piezas tienen habitualmente un hueco para extraerlas. Hay grupillas sin el rebaje para el destornillador, que se sacan haciendo palanca con un destornillador fino para que salgan,

Una vez quitada, hay que empujar el eje como en el caso anterior, de modo que salga la parte interna del mecanismo. En ella se encuentran una o dos juntas tóricas, que son una especie de arandelas de goma con forma de rosquilla. Son las encargadas de evitar que el agua se salga por el interior del grifo. Sáquelas, cambiándolas por unas nuevas de la misma medida. Vuelva a meter la pieza interior del mecanismo y monte la grupilla en su sitio.

Monte el grifo nuevamente, del mismo modo para cualquiera de los dos sistemas y compruebe que el agua ya no se sale. Si lo hiciera, apriete un poco más la tuerca del prensaestopas y el problema quedará resuelto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS