Ambiente de euforia ante el España-Hungría de esta noche

A partir de las 20.30 horas de hoy, y ante las cámaras de Televisión Española, la selección nacional inicia en el Ramón de Carranza, frente a Hungría, el calendario de partidos preparatorios para la fase final de la Eurocopa de fútbol. Los 16 seleccionados de Miguel Muñoz han sido acogidos en Cádiz con gran expectación, mientras entre los componentes de la selección nacional y en los aficionados todavía colea la resaca eufórica de la goleada a Malta.Las dos selecciones velan sus armas en las respectivas concentraciones, sin que ninguno de los seleccionadores haya mostrado alguna preocupación por el estado físico de sus hombres. Anoche se presentaba a los medios de comunicación la nueva equipación de la selección española, de la firma francesa Le Coq Sportif. En el contrato figura que la Federación Española de Fútbol recibirá 50 millones de pesetas porque la selección luzca prendas de esta firma hasta que concluya el Mundial-86. El dinero será repartido íntegramente entre los jugadores.

El seleccionador húngaro Tajti se muestra tranquilo ante el encuentro amistoso de hoy, que servirá a sus hombres de preparación en el programa que han elaborado de cara al Mundial de México, en 1986. La selección húngara conserva actualmente a seis de los jugadores que participaron en el Mundial-82, celebrado en España. En el equipo se conjuga la experiencia de hombres como Torocsik, que ha jugado 42 partidos internacionales, con la bisoñez de los debutantes Galhadi o el portero Disztl.

Entre la afición gaditana hay gran expectación ante el partido y se prevé que, pese a la presencia de las cámaras de televisión, el Ramón de Carranza se llene, ya que los precios fijados son de los llamados populares: 800 pesetas la tribuna, 400 la preferencia y 200 los fondos. Sobre el apoyo del público a la selección, Miguel Muñoz se muestra confiado: "Creo que se ha elegido bien el escenario para este encuentro; personalmente estoy encantado de venir con la selección a Cádiz".

Con este encuentro, el estadio gaditano será el marco por segunda vez en su historia de un partido de la selección española. En la primera ocasión se enfrentó a Dinamarca, de nuevo rival en el grupo eliminatorio de la fase final de la Eurocopa, con victoria danesa por tres goles a uno, un resultado que todos los aficionados prefieren olvidar en los actuales momentos de euforia.

Desde hace dos semanas se cuida con esmero el césped del Ramón de Carranza, que al decir de los últimos entrenadores cuyos equipos que han desfilado en la Liga por este campo, no se encontraba en condiciones idóneas para la práctica del fútbol.

La selección española jugará posiblemente con Buyo; Sánchez, Goikoetxea, Maceda, Camacho; Gordillo, Señor, De Andrés o Francisco; Carrasco, Santillana y Sarabia o Rincón. Los restantes seleccionados son Zubizarreta, Salva y Marcos. Hungría jugará con Kovac; Scuay, Kardos, Varga, Hannich; Garaba, Bodonyl, Nagy; Torocsik, Csongradi y Haiszan. En el banquillo estarán Disztl, Kohalmi, Galhidi, Peter, Roth, Daiska, Meszaros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS