Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes no pagan los créditos del Mundial

Los clubes de fútbo! cuyos estadios fueron sede del Mundial no pagan ni tienen intención de hacerlo, los créditos, por un montante global de 3.232 millones de pesetas, que les concedió el Banco de Crédito a la Construción para la remodelación de sus instalaciones. Ya han vencido tres de los 22 plazos semestrales para la devolución del dinero al Banco Hipotecario, que asumió al anterior, y según confirmación de los interesados, sólo Real Madrid (37 millones), Barcelona (30), y Málaga (33) han pagado algunos intereses; en ciertos casos, porque se les detrajo esta cantidad al presentar la certificación de obras. El Banco Hipotecario se plantea ya las lógicas acciones jurídicas. la situación podría degenerar en una subasta pública de los estadios.

Los clubes conflaban antes en el maná del Mundial. Ahora, en el hipotético y más que lejano acuerdo con la Administración sobre las quinielas. Y todo ello, la seguridad en no pagar, como un punto más en la estrategia de desamparo previa a las peticiones económicas que se realizan par,salvar al fútbol. La Administración, culpable. Los ejemplares dirigentes federativos y futbolís. ticos, inocentes. La mayoría de ellos se lanzó a la aventura de tan importantes operaciones crediticias sin medir exactamente, según confesó alguno de ellos, el alcance de sus decisiones. Las condiciones eran asequibles. Los créditos se concedieron con una carencia de dos años, a un interés bajo -el 11%- y en un plazo de 11 años. Casi todos lo aceptaron con la esperanza de de que aquello podría ser un nuevo Plan Marshall, que al final no se verían solos en la lucha del pago, que habría ayudas. Ahora no quieren pagar. En realidad, nunca lo pretendieron. Algún presidente de club recuerda que Raimundo Saporta, el hombre que llevó las riendas del Comité Organizador del Mundial, dijo en su día que los gastos serían pagados por el propio Mundial, hecho que no sucedió. Y las respuestas de los gerentes, algunos con su habitual locuacidad informativa, como José Julio Carrascosa, del Atlético, son monocordes, casi rítmicas: "Es que no podemos. Esperamos lo del crédito. Don Pablo -por Porta-, lo ha explicado muy bien. Y estamos a la espera de que la Administración acepte el plan de don Vicente -por Calderón-para el incremento de las quinielas".

Fernández Trigo, gerente del Madrid, señaló que su club había pagado ya 37 millones. Carles Tusquets, directivo del Barcelona, informó que el suyo había abonado "unos 30". Pérez Gascón, presidente del Málaga, informó de haber abonado 33. En el Español se dijo que el crédito era de 79, sin duda refiriéndose a otra cantidad al margen, y no recordaban si se había pagado algo de intereses. Pero ya han puesto también el freno. El resto apenas ha arrancado. "Estamos negociando con la Administración"'. Alguno ironiza con el off the record: "De ti para mi, no se va a pagar". O, como si las firmas de los presidentes de clubes para conseguir créditos y su posterior devolución fueran algo especial, hay quien dice, textualmente: "No creo que nos embarguen por no poder pagar. Sólo nos faltaba eso". Campany, del Hércules; Pichi, del Betis; Díez, del Elche; Gomar, del Valencia; García Lacalle del Sevilla, o Lamana, del Athlétic, confirmaron que sus clubes no habían pagado.

La Federación recibió unos 3.006 millones de pesetas del Mundial, con lo que los clubes sacaron importantes cantidades; de los seis Ayuntamientos propietarios de estadios -otro conflicto- apenas los de Oviedo y La Coruña han recibido pequeñas cantidades. Según el alcalde de Zaragoza, Sáinz de Varanda, presidente de la Federación Española de Municios, "Porta nos la jugó. Hizo un reparto electoral a los clubes, y los seis ayuntamientos que hemos invertido, y pagamos religiosamente los créditos, porque nosotros sí cumplimos con el Banco de Crédito Local, no hemos visto un duro. Sí, tengo previsto volver a plantear otra vez el tema en Cultura". Los clubes, además, lograron un 1% -rápidamente considerado raquítico- de las quinielas, que supuso la temporada anterior 600 millones de pesetas; alcanzarán, manteniendo ese ritmo, 6.000 millones en 10 años, es decir, el doble del préstamo concedido por el Banco de Crédito a la Construcción; y ampliaron también sus fuentes de ingresos con la televisión.

Porta y Calderón se sintieron dolidos cuando el ministro de Cultura, Javier Solana, dijo lo que dijo en el Congreso: "Si con el 1% no se ha evitado ninguna bancarrota, con el 6% mucho menos". Porta, el hombre que se considera a sí mismo el único interlocutor válido que sabe de fútbol, que es capaz de pedir árnica a sus amigos de la FIFA para salvar su puesto del ataque de los actuales administradores, sin dudar para ello en criticar al actual Gobierno, ya habla de control de esa misma Administración si ésta atiende su petición de "partir de cero", después de ocho años manteniendo la postura contraria. Es el denominado crédito de 12.000 millones que "debe" conceder la Administración y el aumento del 5% en las quinielas, a devolver en cómodos plazos. Para estudiar en serio la posibilidad de conceder algo, el cambio de estructuras y de personas que exige la Administración es radical. A Calderón se le volvió a repetir en la última reunión.

Subasta pública de los estadios

José Ferrín, uno de los directores del Banco Hipotecario, confirmó a EL PAIS que "siempre se intenta agotar todas las vías de diálogo, pero lógicamente de reiterarse una actitud de impago se procedería a entrar en un proceso judicial, que puede ser lento pero implacable". Al concederse los créditos, las garantías estipuladas en los contratos no eran sólo de carácter hipotecario, de los estadios, que como situación final llegarían a ser subastados. También existen unas clausulas adicionales sobre las taquillas que ingresan los clubes, las cuotas de asociados y la venta de abonos.El representante del Hipotecario, en un tono de moderación, confía en que no tenga que ponerse en práctica la maquinaria judicial para el cobro de los créditos, pero admite que ya se piensa en ello y que de mantenerse los incumplimientos se actuará "de manera contundente". Se han enviado algunas cartas a entidades futbolísticas al respecto. "Son los clubes los titulares de las operaciones de crédito y, por tanto, quienes deben hacer frente a ellas". La idea es la de intentar una "última" gestión para tratar de agilizar al máximo el tema. Fuentes del Banco de Crédito Local señalaron que los ayuntamientos "sí están cumpliendo con sus pagos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de octubre de 1983

Más información