Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director general de Radiotelevisión Española de a José Luis Balbín como responsable de los servicios informativos de TVE

El director general del Ente Público Radiotelevisión Española, José María Calviño, destituyó ayer al director de los Servicios Informativos de TVE, José Luis Balbín, debido al deterioro que los mencionados informativos habían sufrido en los últimos tiempos. Según fuentes próximas al director general del Ente, Calviño pidió la dimisión de Balbin, pero al negarse éste a dimitir, fue destituido al día siguiente de que el presidente del Gobierno, Felipe González, dijera ante el pleno del Congreso de los Diputados que no estaba satisfecho con la programación de TVE. José Luis Balbín ha situado la mecánica de su cese "como en tiempos de UCD" pero ha negado que exista relación con las quejas del presidente del Gobierno.

Fuentes de la ejecutiva del Partido Socialista Obrero Español han interpretado que el cese de Balbín puede estar relacionado con la reciente emisión en uno de los telediarios de entrevistas con presuntos delincuentes, y han añadido que aquella emisión justificaba una acción de este tipo. Estas fuentes socialistas han calificado de buena la gestión económica y empresarial que se lleva actualmente en RTVE pero han hablado de programación no adecuada y de errores y torpezas en los informativos.Por su parte el principal partido de la oposición, Alianza Popular, ha explicado por mediación de su diputado Gabriel Camuñas, que Balbín no es el único responsable, y que quien debe dimitir es el director general de RTVE.

José María Calviño, que se reunió ayer por la mañana con el consejo de administración de RTVE (faltó a la cita por la tarde), no informó a los consejeros de los motivos que le han aconsejado destituir a José Luis Balbín como director de los informativos de TVE. Nombró como nuevo director de los informativos a Enrique Vázquez, hasta ahora subdirector, que asumirá sus funciones a partir del 1 de octubre, fecha hasta la que permanecerá Balbín. El cargo de Vázquez será ocupado por Alfonso Cortés Cavanillas, hasta ahora jefe de producción de los informativos. Calviño también anuncié la destitución del director de TVE en el País Vasco, Francisco Etxeberría Zaldibia, y su sustitución por Valentín Díaz Marijuan.

La incomparecencia de Calviño en la sesión de la tarde del consejo de administración motivó una nota, suscrita unanimemente por todos los consejeros, en la que se decía que "dentro del espíritu del Estatuto, manifestamos nuestro convencimiento de que el cese de Balbín responde a razones de peso" y con relación al nombramiento de Enrique Vázquez "se reserva su opinión".

Muestras de extrañeza

Los consejeros de RTVE del Grupo Popular y Minoría Catalana mostraron su extrañeza por la sola aceptación de la dimisión presentada por Ángel Urreiztieta, coordinador nacional de la primera edición de Telediario, a raíz de la emisión de un reportaje sobre presuntos delincuentes.Por otra parte el director general del Ente Público, José María Calviño, comparecerá el próximo día 23 de este mes ante la Comisión de Control Parlamentario de RTVE para informar de la emisión en un telediario de TVE del antes mencionado programa de los detenidos.

Esta emisión ha sido calificada por José Luis Balbín como el único error que se ha cometido en los informativos durante los nueve meses en los que él ha estado al frente de los mismos. Sin embargo Balbín ha sido uno de los responsables más discutidos de los informativos en TVE. Nombrado en diciembre de 1982, a pesar de la oposición de los sectores socialistas y de UGT de RTVE, Balbín nunca dejó la dirección del programa La clave, a pesar de que se lo habían pedido desde instancias directivas de TVE.

La polémica en tomo a la gestión de Balbín alcanzó uno de las máximas cotas cuando desapareció alegando enfermedad el 14 de enero del año pasado al aplazarse un programa de La clave dedicado a los ayuntamientos de izquierda. Uno de los que debía intervenir, Alonso Puerta, fue vetado por presiones políticas. Más tarde Balbín tuvo que dar cuenta al Consejo de Administración de RTVE de este hecho. Negó que existieran tales presiones.

Posteriormente, a los conflictos y enfrentamientos que tuvo José Luis Balbín con la directora de la segunda cadena, Clara Isabel Francia, y sobre todo con el director de TVE, Antonio López, hay que añadir las ausencias de Balbín de su despacho en ocasiones importantes como las inundaciones en el País Vasco y el día de la emisión del programas de los detenidos.

José Luis Balbín ha considerado su separación de la jefatura de los Servicios Informativos de TVE como "el primer cese de un cargo ejecutivo del Gobierno del PSOE". "Que haya ceses en un equipo a los nueve o 10 meses se ser nombrado", dijo en declaraciones públicas, "quiere decir que estamos otra vez como en los tiempos de UCD y ya sabemos cómo acabamos". Balbín habló prácticamente para todos los medios, excepto para este diario, aunque sí lo hizo para Radio EL PAIS.

Sin embargo para Balbín, que se mantendrá en su cargo hasta el próximo 30 de este mes, la causa de su cese no tiene nada que ver con la política y "ni siquiera ha influído en esta decisión la declaración realizada el pasado martes por el presidente del Gobierno, Felipe González en su discurso ante el. pleno del Congreso de los Diputados sobre El estado de la nación. En esta sesión Felipe González dijo que no se encontraba satisfecho, con la televisión.

Balbín ha explicado repetidamente que la razón de su cese se encuentra exclusivamente en el conflicto que surgió con el director de programas de TVE, Ramón Gómez Redondo, en tomo al programa La Clave, cuya dirección ostenta todavía José Luis Balbín a pesar de que era también hasta ayer el máximo responsable de los informativos.

"Yo no estaba dispuesto a que el director de programas nombrase un director para La clave que no perteneciera al equipo de la misma. Por eso se le había planteado a José María Calviño una alternativa insoluble. Yo le había planteado que continuara realizando La clave la misma gente que lo había hecho durante los años en los que habíamos tenido que luchar por la libertad de expresión. En caso contrario mi propuesta es que desapareciera La clave. En el lado contrario estaba el director de programas, Ramón Gómez Redondo, quien había anunciado su decisión de dimitir de su cargo si para octubre no se había solucionado ya el problema de La clave".

El hasta ahora director de los servicios informativos ha explicado que la negativa de los responsables de programas a que fuera nombrado director de La clave un miembro de su equipo le hace sospechar "que se quiere poner La clave al servicio de algún sectarismo político". "Espero que a partir de ahora el director de programas se obsesione más por la nueva programación de octubre en la que va a presentar como platos fuertes programas de gimnasia y cocina".

Balbín se ha quejado de las críticas que se han publicado en los medios privados sobre su gestión y la de Calviño "precisamente dos directivos independientes y no militantes". "Me asombro", dijo ayer a Radio EL PAIS, "también que se nos haya criticado por los cambios y concretamente desde medios como EL PAIS, que ha criticado en TVE lo que no ve en su casa con mayor cuantía. Los cambios que El PAIS ha criticado de TVE han sido mínimos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de septiembre de 1983

Más información

  • Calviño no explicó ante el Consejo de Administración los motivos de su decisión