Voleibol

Dimite Pepe Díez, entrenador de la selección nacional

Pepe Díez presentó su dimisión como seleccionador nacional de voleibol, ante la serie sucesiva e ininterrumpida de problemas técnicos, económicos y humanos que ha encontrado en las últimas fechas en la concentración con vistas los Juegos Mediterráneos. Más de 25 jugadores ha tenido que convocar Díez, en cuatro listas de seleccionados distintas, para contraresta las ausencias de varios de los jugadores seleccionados. Es un paso más hacia atrás en la grave crisis que atraviesa el voleibol en España, como la eliminación de este deporte en el Real Madrid.La última gota ha sido la dimisión del seleccionador. A su juicio, dadas lal condiciones y las circunstancias adversas que ha ten¡do para contar con un mínirno de diez jugadores, la selección no debería participar en los Juegos Mediterráneos, opinión que no comparten los federativos.

Los problemas, que se arrastran desde hace tiempo, han vuelto a ponerse de manifiesto con las peticiones de los jugadores de cobrar unas dietas mínimas con las que sufragar mínimamente las pérdidas que podían encontrar al dejar por varios días sus puestos de trabajo. Otros jugadores, al no ser compensados, tampoco encuentran facilidades para abandonar por unos días sus estudios académicos.

El día 11 comenzaba la concentración oficial. Era ya la cuarta lista de doce hombres que facilitaba. Acudieron seis, y dos más tenían permiso para hacerlo dos días después. Los otros cuatro no dieron señales de vida. A pesar de todo, Pepe Díez comenzó los entrena mientos y la preparación fisico técnica, tarea que debía compagi nar con las llamadas a familiares y amigos de otros jugadores que pudieran incorporarse y completar, al menos, un equipo con ciertas garantías, circunstancia que no se ha producido.

Pepe Díaz elaboró un informe técnico, según el cual no sólo se iba a perder con los equipos fuertes de los Juegos Mediterráneos, como Italia, Francia, Yugoslavia o Turquía, sino que se pasarían muchos apuros con otros mucho más débiles como Marruecos, Túnez, Libia o Argelia, y que incluso se perdería con algunas de estas selecciones. Actualmente no se puede dar el nivel técnico con que, al menos, cuentan el maltratado voleibol español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS