Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un soldado mata a un compañero al disparársele la pistola accidentalmente

El soldado Rafael Márquez murió en la tarde del lunes al ser alcanzado por un disparo fortuito procedente del arma que utilizaba para hacer la guardia, y que fue efectuado por un compañero cuando realizabán el cambio de servicio. El fallecido cumplía el servicio militar en el Cuartel General del Mando Aéreo de Combate de la Prirnera Región Aérea, emplazado en la calle Quintana, en el madrileño barrio de Argüelles.Según fuentes autorizadas que cita Europa Press, a las 18.30 del lunes Rafael Márquez se dirigió al cuerpo de guardia del cuartel de la calle Quintana. Allí entregó el correaje y el armamento al compañero que le iba a sustituir en el turno de guardia. Este segundo soldado, al parecer, comenzó a juguetear con el arma. La pistola se disparó fortuitamente, y la bala alcanzó el pecho de Rafael Márquez. El herido fue trasladado urgentemente al hospital del Aire, en la calle Arturo Soria, donde ingresó ya cadáver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de agosto de 1983