Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tour-83 será distinto por la ausencia de Hinault

El Tour de Francia, sin el mejor corredor del momento, el francés Bernard Hinault, será una carrera abierta, como pretenden los organizadores, ya que el monstruo del ciclismo actual no estará en el pelotón de Salida el 1 de julio, en la etapa contra reloj individual de Fontenay-Sous-Bols. El campeón bretón no se ha recuperado de una tendi nitis que sufre en la rodilla derecha y que se le reprodujo en la etapa de la Vuelta a España, Salamanca-Avila, el pasado 7 de mayo, en la que se aseguró el triunfo de la ronda española. Esta lesión le impedirá al francés intentar conseguir su quinto Tour e igualar los récords de Merckx y Anquetil con cinco cada uno.

La ausencia del último vencedor de la Vuelta a España hace cambiar por completo los pronósticos. Con. su participación, la carrera sería cerrada, aunque en esta edición del Tour, por primera vez en su historia, los organizadores hubieran decidido que fuese una prueba abierta. El panorama cambia sin Hinault y son varios los corredores que saldrán de la sombra de éste para enfundarse el jersei de líder y convertirse en los auténticos protagonistas de la ruta. La batalla será abierta y dura, con un final incierto.Un nombre que siempre suena con fuerza es el veterano holandés Joop Zoetemek aunque a sus 36 años está ya un poco sobrecargado de ciclismo y no tendrá la misma suerte que en 1980 cuando se proclamó vencedor, tras la retirada de Hinault, precisamente por una dolencia en la rodilla izquierda. El belga Vam Impe, que ganó el Tour en 1976 y que parece atravesar una segunda juventud, será otro de los corredores que puede sonar ante la ausencia de Hinault. También hay varios franceses que darán que hablar, como Jean Rene Bernaudeau, hombre de confianza, hace algunos años de Hinault, así como también Pascal Simon y Laurent Fignon.

Los holandeses, conocidos como los tanques de la carretera, son los más rápidos en las etapas llanas y contra reloj, pero se arrugan en la montaña. Problemas internos, por otra parte, en el Ti Raleigh, el equipo de Peter Post, es posible que impidan rodar a tope a corredores como Jan Raas, Knetemann, Ludo Peeters y Oosterbosch. También existe expectación por ver a los aficionados colombianos, que entrena por primera vez Luis Ocaña. Nadie apuesta por ellos, aunque sus actuaciones en pasados Tour del Porvenir, especialmente por su enorme capacidad en la montaña, será un aliciente. Igual ocurre con el holandés Hennie Kuiper, el belga Van der Velde y el irlandés Kelly, reciente vencedor de la Vuelta a Suiza. La lástima es que la URS S no se ha decidido a participar.

El único equipo español que participará en el Tour de este año, el Reynolds, tiene tantas Posibilidades como cualquiera de los anteriores. Los jóvenes españoles dejaron constancia de su calidad en la Vuelta a España. Sólo les falta experiencia. Es la primera vez que corren la ronda francesa. Han despertado interés entre los aficionados franceses después de su actuación en la Vuelta a España. Gorospe tiene muchos kilómetros contra reloj y debe asimilarlos bien. José Luis Laguía, actual rey de la montaña de la ronda española, si se propone desde el principio este título en el Tour, puede conseguirlo. El trazado de la ronda francesa no favorece a los españoles para conseguir para nuestro país el tercer título absoluto del Tour, después de que lo consiguieran Federico Martín Bahamontes y Luis Ocaña, pero podría ganarse la montaña, a la que aspira Van Impe, para igualar a Bahamontes, al que acecha con cinco triunfos por seis del Aguila de Toledo.

22 etapas

José Miguel Echavarri, director técnico del Reyrio1ds, confirmó ayer los doce hombres de los que formará el equipo de diez que tomará parte en el Tour de este año. Son los siguientes corredores: Aja, Arroyo, Gorospe, Greciano, Delgado, Carlos Hernández, Hernández Úbeda, Laguía, Prieto, Vilamajó, vermaelen y Zúñiga.

Desde el 1 hasta el 24 de julio, el programa del Tour presenta el siguiente trazado: 22 etapas, de las que 17 son el línea; cuatro, contra reloj individual; una, por equipos, y un día de descanso. El promedio de cada etapa será de 168,5 kilómetros, con un total de 3.707. La etapa más larga es la cuarta, entre Roubaix y Le Havre, de 299 kilómetros. La carrera transcurrirá en el sentido opuesto a las agujas de un reloj, con seis etapas de alta montaña -primero se pasarán los Pirineos y luego los Alpes-, y 246 kilómetros contra reloj individual y por equipos. Tomarán parte 14 equipos, con un total de 140 corredores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de junio de 1983

Más información

  • El Reynolds, único participante español