Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Juve' y Hamburgo disputan hoy en Atenas la final de la Copa de Europa

ENVIADO ESPECIALJuventus de Turín y Hamburgo disputarán esta noche (19.45 horas, segunda cadena de TVE) la 28º final de la Copa de Europa de campeones de Liga, en el estadio Olímpico de Atenas. Italianos y alemanes occidentales alinearán a todas sus estrellas en un encuentro que todos han calificado como la gran revancha de la final del Mundial de España. "No creo que este partido", comentó Paolo Rossi a EL PAIS, "sea el desquite de la Copa del Mundo, ya que el encuentro de esta noche será mucho más fácil, porque no sufriremos tanta tensión". "No quiero enfrentamiento alguno con Jupp Derwall", dijo el preparador alemán Ernst Happel, "pero mi equipo, como conjunto, es superior a la selección alemana que perdió el Mundial".

Para Juventus y Hamburgo el encuentro de hoy se convierte en una oportunidad histórica, ya que vuelven a tener la ocasión de inscribir su nombre en el palmarés de la Copa de Europa. En efecto, la Juve únicamente ha conquistado una Copa de la UEFA, en 1977, frente al Athlétic de Bilbao, perdió una final de Copa de Europa -en 1973, ante el Ajax- y dos copas de Ferias -en 1965, ante el Ferencvaros y Leeds, en 1971-. Por su parte, el Hamburgo sólo ha ganado una Recopa, en 1977, ante el Anderlecht, salió derrotado en una Copa de Europa -en 1980, frente al Ajax-, una Recopa -en 1968, ante el Milán- y una UEFA -en 1982, Gotemburgo-

El ambiente en Atenas es muy favorable al cuadro italiano. Al hecho de que se encuentran en la ciudad 30.000 tifosi, llegados por tierra (800 autocares), mar (las líneas de Jerry han sido copadas por los aficionados) y aire (163 vuelos charter), hay que añadir que las simpatías de los atenienses se inclinan por el conjunto blanco y negro debido, fundamentalmente, al comportamiento de los jugadores alemanes durante el Mundial. Eso significa que, en un estadio con 70.000 espectadores, los alemanes contarán únicamente con sus 10.000 seguidores. La policía griega ha descubierto, en los últimos controles de fronteras, que muchos italianos habían adquirido en su país entradas de la final falsificadas.

Ernst Happel piensa jugar abiertamente al ataque, alineando a tres delanteros. Happel intentará frenar así los ataques de Gentile y Cabrini, los dos laterales internacionales de la Juve. La alineación alemana estará integrada por Stein; Kaltz, Hieronymus, Jakobs, Wehineyer; Rolff, Magath, Groh; Milewski, Hrubesch y Bastrup. "Mi pronóstico es sencillo: vamos a ganar por 3-1", afirma Happel.

Giovanni Trappatoni, que se ha llevado a su equipo a 25 kilómetros de Atenas, presentará su mejor equipo: Zoff; Gentile, Scirea, Brio, Cabrini; Tardelli, Platini, Boniek, Bonini; Rossi y Bettega. La presencia del centrocampista francés ha arrastrado a más de 1.500 franceses y una docena de enviados especiales de los medios informativos franceses.

La designación del rumano Sandro Rainea como árbitro de esta final ha sido muy comentada en la RFA, ya que se trata del colegiado que dirigió el encuentro Italia-Argentina del Mundial-82, en el que Gentile anuló con dureza a Maradona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de mayo de 1983