Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Soluciones tardías

Todas las conquistas sociales de los futbolistas han llegado por la vía de la presión y la razón que concede el tiempo. Los jugadores de fútbol tardaron años en regular el llamado derecho de retención, que era una fórmula sibilina de esclavitud. Lograron el derecho a acudir a los tribunales al cabo de varias sentencias favorables a profesionales retirados. Alcanzaron la Seguridad Social cuando los tribunales ya habían condenado a algún club, por esta irregularidad. Para que Porta se haya dignado dialogar sobre el fondo de garantía salarial han sido necesarias situaciones límite, como la de quienes han sitiado la Federación.Porta tiene la habilidad de aplazar los problemas. Sólo cuando se enquistan aparece como salvador. Ahora ni siquiera podrá presumir de ofrecer la solución. En los impagos a los jugadores no ha arriesgado un alamar. Han tenido que poner pies en pared el Consejo de Deportes y la Dirección General de Trabajo para que haya dado la cara. El Comité de Fútbol Profesional era el burladero tras el que se refúgiaba.

La solución para el pago de las deudas es complicada porque la Administración no está legitirnada para ello. El fondo de garantía salarial establecido a su tiempo hubiera evitado el conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983