Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:El cine en la pequeña pantalla

'El navegante', el buzo prodigioso

El navegante, realizada en el mismo año que El moderno Sherlock Holmes (1924), es la obra de Buster Keaton que prefiere el propio autor, y no sólo porque fuera la de mayor éxito comercial de las realizadas por él hasta entonces. A la opinión del autor hay que añadir la del British Film Institute, que incluyó El navegante y El maquinista de la General, dos películas de Keaton, entre las 10 mejores de la historia del cine según la lista que estableció en 1945.Fueron múltiples las sugerencias que provocó El navegante: la desvalida situación en que Buster y su novia se encuentran cuando deben pilotar en soledad el barco que da nombre a la película, y su posterior captura por unos caníbales, fue, para algunos, el negativo de las aventuras de Robinson Crusoe: éste debía improvisar la civilización en la selva, mientras Buster debe adaptar el gigantesco transatlántico a las modestas necesidades de dos personas. En esta película se plantea de nuevo la visión del amor que Keaton no ocultó en ninguna obra: la mujer se fascina con la apariencia, y sólo cuando Keaton realiza casualmente alguna heroicidad ella le prefiere al competidor.

El navegante se emite hoy a las 16.30 por la primera cadena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983