Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto Fernández quitó el liderato a Julián Gorospe

Un error de los cronometradores provocó el confusionismo a la llegada de los corredores a Logroño, al señalarse inicialmente que no había cambios en el liderato cuando Alberto Fernández había logrado diez segundos de ventaja con respecto a Julián Gorospe. Alberto, por tanto, es el nuevo líder de una carrera en la que el francés Hinault volvió a tirar ayer con fuerza, apoyado en el fuerte viento de costado. El belga Vanderaerden se impuso en el sprint, con relativa facilidad, a Saronni, que no pudo lograr su tercer triunfo consecutivo. Ambos empatan a victorias.

MÁS INFORMACIÓN

Aunque en el libro de ruta la undécima etapa entre Soria y Logroño tenía un recorrido oficial de 180 kilómetros, en la práctica, fueron otros cinco los que se disputaron. Desde el primer momento el equipo de Hinault comenzó a machacar la carrera, al imprimir un fortísimo ritmo en busca de un nuevo mazazo que le sirviera para obtener buenos rendimientos respecto a los españoles, como ocurrió en Soria. Baste señalar que se rodó a una media de más de 45 kilómetros por hora, cuando lo previsto eran 38 de media, lo que propició un adelanto de casi 40 minutos en la llegada a Logroño. En el sprint final, largo y bellamente planteado por Saronni y Vanderaerden, se impuso este último, un joven belga que ya logró otra victoria parcial en esta Vuelta.Alberto aseguró que "ha sido una sorpresa el verme ahora como líder, porque creía que Julián venía en el mismo grupo que yo. Pero esto no tiene ninguna importancia. Habrá que seguir igual, al acecho y sin perder rueda de Hinault. El francés nos ha llevado asfixiados, ha habido momentos en que parecía que me estallaban las piernas A ver si acaba de una vez este infierno". Pero Alberto también ve el lado positivo a estos furibundos ataques del galo. "Está claro que Hinault va a mantener sus ataques en estas etapas llanas, porque creo que no tiene confianza en sí mismo de cara a la montaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983

Más información

  • Hinault volvió a atacar ayer