Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vuelta Ciclista a España

El francés Gaigne, primer líder en la etapa prólogo

La 38ª edición de la Vuelta Ciclista a España comenzó de forma sorprendente. Con un presupuesto oficial de 95 millones de pesetas, la presencia de los grandes ases del pedal, los Hinault, Saronni, Kuiper, y los españoles Marino Lejarreta, Alberto Fernández, Rupérez y Gorospe, ha concitado este año una expectación inusual, tremenda. Sin embargo, para empezar, los favoritos no asomaron su calidad, salvo Kuiper, en la etapa prólogo. Un joven de 21 años, del equipo de Hinault, Dominique Gaigne, fue el ganador de este preludio de la Vuelta. Veintiún años, neoprofesional y desconocido casi para los numerosos periodistas franceses.

El trazado de esta etapa prólogo, contrarreloj, como suele ser norma en este tipo de carreras, fue llano y simple, 6,800 kilómetros sin apenas desniveles y casi sin curvas, aunque una de ellas propició la caída de uno de los grandes favoritos, el italiano Giusseppe Saronni, que perdió un tiempo precioso y tuvo que conformarse con entrar en el puesto 73. Hubo más caídas, como las de De Joenckere, Carlos Hernández o Angoitia, y algún pinchazo, como el que sufrió José Luis Laguía.Con todo, nota esencial de esta etapa prólogo fue el fuerte viento que en cierto modo decidió la rebelión de los modestos, que superaron por completo a los grandes ases. En efecto, durante la primera fase de la etapa, el viento pegó de espaldas a los corredores, mientras que en la segunda parte, es decir, a los favoritos que salieron en los últimos lugares, les pegaba de cara. Así se explica que no sólo el ganador semidesconocido Gaigne superase a su todopoderoso jefe de filas Bernard Hinault, sino que otros dos hombres del Renault, Pascal Poisson, octavo, y Martial Gayant, décimo, quedaron por delante del gran favorito.

Hinault, que tampoco forzó en exceso su ritmo de pedaleo, ocupó el puesto décimoquinto, a once segundos de su compañero de equipo. Resultó curioso presenciar cómo los periodistas del resto del mundo solicitábamos información a los numerosísimos colegas franceses desplazados a esta revitalizada Vuelta sobre el hombre que saldrá mañana de esta ciudad valenciana como líder de la prueba española. En algunos, gestos de sorpresa, y en la mayoría, sólo las indicaciones de que Gaigne "es un neoprofesional, y desde luego esta es su primera victoria en esta categoría".

El holandés Kuiper fue el único favorito que intentó hacer honor a esta condición, con su quinto puesto, a cinco segundos del ganador. Los corredores españoles menos importantes en teoría también, aprovecharon la circunstancia del viento para ocupar puestos de privilegio en esta etapa prólogo. Así, Blanco, del Teka, fue segundo, Pino (del Zor), tercero y Vilamajó (Reinolds), cuarto. El vizcaíno Gorospe, uno de los hombres en los que se confía en esta Vuelta, y sobre todo con los que se contaba para esta etapa-prólogo, hizo cuatro segundos más que el propio Hinault.

En definitiva, el gran circo ambulante que es este año la Vuelta a España comenzó en tierras de tracas y artificios con toda brillantez y espectacularidad. Sólo fallaron aquellos que han concitado esta tremenda expectación. Claro, que tampoco suele ser habitual que en este tipo de etapas prólogo los superfavoritos busquen ya de forma insistente unos primeros puestos que podrían desgastarles muy pronto. Esto no ha hecho más que empezar, y esa batalla ansiada y que no se repetirá este año ni siquiera en el Tour o en el Giro entre Hinault y Saronni, casi ni siquiera ha empezado, aunque la caída del italiano no resulta un buen presagio para él.

La próxima Vuelta, en Andalucía

Andalucía y Galicia son dos de las regiones por las que este año no pasará la serpiente multicolor. Luis Puig, presidente de la Federación Española de Ciclismo y de la Unión Ciclista Internacional, señaló a EL PAÍS que casi con toda seguridad el próximo año, posiblemente en Málaga, la Vuelta comenzará en tierras andaluzas. La explicación a su ausencia este año radica en el hecho de que, según Luis Puig, la actual Vuelta es el gran inicio de una labor que comenzó hace cuatro años y que ha durado tres Vueltas calificadas por el presidente de la española como de transición hasta alcanzar esta cima. Hace cuatro temporadas la vuelta recorrió prácticamente toda Andalucía, hace tres, pasó por Galicia, y hace dos por Extremadura, en un intento de llegar a regiones marginadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1983

Más información

  • Los favoritos, salvo Kuiper, fallaron en el circuito de Almusafes