Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ejecutiva del PSOE, poco favorable a pactos con el PCE tras las elecciones locales

"Veo muy difícil que puedan producirse acuerdos poselectorales para los ayuntamientos con el PCE si este partido no cambia de actitud, si no deja de tomarnos como chivo expiatorio de sus problemas internos", declaró ayer a este periódico Pedro Bofill, de la ejecutiva del PSOE, al referirse a la estrategia de su partido de cara a las elecciones municipales, en las que los socialistas presentarán listas de militantes e independientes, en el 80% de los municipios españoles y se gastarán en torno a los ochocientos millones de pesetas.

No descarta Bofill la posibilidad de que puedan producirse acuerdos con el PCE en algunos municipios, aunque afirma que el criterio de la dirección es, en principio, muy poco favorable a pactos generalizados. "Cualquier tipo de acuerdos", afirmó Bofill, "son tanto más difíciles mientras el PCE persista en su actitud de ataque frontal a nuestro partido y al Gobierno. No estamos dispuestos a seguir siendo la tapadera de los problemas internos entre las bases del partido y el tándem Iglesias-Carrillo".En las encuestas que maneja ya la ejecutiva socialista se mantienen los parámetros de intención de voto similares a los de las elecciones generales. El muestreo, prácticamente definitivo, se tendrá a finales de marzo, una vez que estén a punto los sondeos que contemplen la repercusión entre el electorado de la publicidad de las listas de candidatos locales y regionales.

Mantener las listas

El criterio de la ejecutiva del PSOE es mantener en un porcentaje importante las listas que se presentaron en 1979, a fin de que se mantengan en sus puestos los alcaldes que han realizado de forma correcta su labor. "La buena gestión de los ayuntamientos de izquierda, y, fundamentalmente, los regidos por socialistas, ha contribuido en buena parte al éxito del partido el 28 de octubre", afirma Pedro Bofill.Es también criterio de la ejecutiva que en las listas a las elecciones locales y regionales, que han empezado a confeccionarse esta semana en las agrupaciones locales, se incluya junto a militantes del partido a independientes, "no pertenecientes a ningún partido ni organización", según se precisa en los documentos sobre criterios técnicos de selección de candidaturas para elecciones municipales y regionales aprobado por el comité federal. Los independientes a incluir en las listas serían personas que compartan la idea de cambio y que, por su actuación en organizaciones sociales autónomas, puedan aportar experiencia a los ayuntamientos o parlamentos autónomos.

Aunque no existen incompatibilidades formales, es criterio, en principio firme, que los parlamentarios no sean candidatos a las elecciones locales. Este planteamiento varia con respecto a las elecciones a los trece parlamentos autónomos, en las que se estima que es oportuno que senadores sean candidatos a ocupar escaños en aquéllos. No existe incompatibilidad para que esta duplicidad de cargos se produzca. Es también criterio de la dirección del partido que el PSOE presente listas propias en el 80% de los 8.022 municipios españoles, para cubrir entre el 90% y 95% de todo el electorado.

Los encargados de temas financieros del partido manejan la cifra de ochocientos millones como costo de la campaña, cantidad que se desea cubrir con la retribución del Estado por los escaños y votos en las elecciones del 28 de octubre, que supera los ochocientos millones, créditos bancarios y fórmulas de recaudación entre la militancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983