Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredidos en Dublín varios aficionados españoles

Unos cien aficionados españoles, la mayoría profesores y alumnos de un colegio de la capital de Irlanda, tuvieron que abandonar el estadio donde se jugaba el Irlanda-España escoltados por la policía, media hora antes de que acabara el encuentro, y tras haber sido agredidos en distintas ocasiones por forofos locales.Las agresiones verbales durante el primer tiempo acabaron en lanzamientos de piedras y botellas, en intentos de quemar una bandera española y contactos físicos cuando la selección se adelantó en el marcador. Los responsables del grupo pidieron la protección de la policía, pero ésta les aconsejó que se fueran.

Un grupo de irlandeses persiguió a los españoles y se produjeron fricciones a las puertas del campo. La policía tuvo que dar protección a los españoles hasta los autobuses. Como resultado de las agresiones, algunos jóvenes resultaron con magulladuras. También Arconada, fue objetivo de los hinchas, que durante el partido le lanzaron diversos objetos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1982