Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE promete crear 800,000 empleos en los próximos cuatro años

La creación de 800.000 puestos de trabajo en los próximos cuatro años, un amplio control de los precios de los productos básicos y una fuerte reducción en el plan de construcción de centrales nucleares constituyen algunos de los temas más llamativos en el programa del PSOE para las próximas elecciones generales, a cuyo texto íntegro ha tenido acceso EL PAIS. Este partido se propone desvincular a España de la estructura militar de la OTAN, reservar al jefe del Gobierno la dirección de la política militar y abordar una amplia y profunda reforma policial.

La política de concertación con la banca privada y la reforma de las cajas de ahorro -que serían locales y no podrían expansionarse fuera de la región- completan el abanico de las principales medidas económicas y financieras previstas en el programa del PSOE. Este partido procedería a una planificación concertada de la economía y a la creación del Consejo Económico y Social. Asimismo se compromete a diseñar una política para hacer frente a la crisis industrial desde el protagonismo del sector público, la concertación con el sector privado y la potenciación de sectores de futuro.Otra parte importante es la dedicada al plan energético, en que destaca el anuncio de una sensible reducción del programa nuclear, fijando como máximo un tope de 7.500 megavatios. Se enuncian medidas de fomento del ahorro energético y la sustitución del petróleo por carbón y otras energías. Asimismo, el PSOE proyecta transferir la red de distribución de Campsa a una empresa pública de capital mayoritario y nacionalizar la red básica de alta tensión.

En el marco de las relaciones laborales, el programa socialista busca un cambio en las condiciones de trabajo mediante una mayor presencia de los sindicatos en las empresas y la profundización de la negociación colectiva, entre otros instrumentos. Asimismo fija la jornada laboral máxima en 40 horas y reconoce la necesidad de una mayor flexibilidad en la contratación de trabajadores por parte de las pequeñas y medianas empresas.

El programa prevé que los aumentos salariales se ajusten al incremento de precios al consumo. Asimismo hay un capítulo de medidas en relación con la edad de jubilación, que sería adelantada a los 64 años en el primer año de gobierno socialista, amén de jubilaciones anticipadas desde los 59 años.

Uno de los puntos programáticos incluye la regulación de la interrupción del embarazo en los siguientes casos: peligro para la vida de la madre, deformaciones graves del feto o de violación. Se incluye la inmediata derogación de la ley del Estatuto de Centros Docentes y se prevé un sistema de protección penal contra "ataques de los medios de comunicación".

El texto íntegro del programa de gobierno socialista fue conocido por EL PAIS mientras estaba reunido en Madrid el Comité Federal del PSOE, máximo órgano de este partido entre congresos, que aprobó el contenido de aquel. El propio Felipe González, secretario general del PSOE, hizo a los informadores que cubrían dicha reunión una síntesis de las prioridades de su partido. Prácticamente a la misma hora EL PAIS obtenía, de fuentes seguras, una copia íntegra del texto, del cual se ofrecen amplios resúmenes en páginas interiores, adelantándose a la presentación oficial del mismo.

El líder socialista empleó ayer la máxima cautela y huyó de cualquier maximalismo. "No queremos que el pueblo español se cree ilusiones por encima de la realidad en que estamos" dijo. Al mismo tiempo destacó que el programa debe ser respaldado por un Gobierno mayoritario y, preferiblemente, homogéneo.

Páginas 11 a 14

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 1982

Más información

  • Desvinculación militar de la OTAN y profunda reforma policial