Gente

Lana Turner,

La que fue estrella voluptuosa de la pantalla hasta bien entrados los años cincuenta, afirma que jamás se sintió una actriz sexy. A sus 62 años de edad, todavía bella, pero en absoluto incitante, dice que "el sexo nunca fue realmente importante para mí, sino una forma de ganar mucho dinero", asegurando que no le gustaba nada hacer aquellos papeles que "aceleraban la circulación sanguínea de los hombres". Veremos si, dentro de treinta años, Raquel Welch y Bo Derek dirán otro tanto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS