Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mal árbitro, a punto de provocar el escándalo

La experiencia de otro Trofeo Villa de Madrid disputado en tres días no parece muy apropiado que la intente nuevamente el Atlético. El espectáculo puede convertirse en insufrible, aparte de desastroso económicamente. Unos cuantos tiros potentes de Nelinho y Eder, y el amago de escándalo provocado por un mal árbitro, que anuló a falta de dos minutos, por un supuesto fuera de juego, el que hubiese sido tanto del empate del Atlético Mineiro, no pueden paliar el tedio ni justificar el interés. En un fútbol español (e internacional) que se mueve sólo a base de hinchas y televisión no merece la pena dar partidos de medio pelo, porque la desilusión es general.El Borussia jugará hoy la final contra el Atlético, aunque mereció clasificarse el cuadro brasileño. Pese a la torpeza de algunos de sus hombres (Cerezo falló demasiado y no le ayudaron el resto de centrocampistas), a su especulación excesiva y a que se atolondró aún más con los cambios en la segunda parte, jugó mejor que el conjunto alemán, menos elucubrante, pero tan torpe cara al gol. Sólo la fortuna del penalti le dio el triunfo al Borussia, pues a partir de ahí jugó al contraataque, pero sin crear peligro alguno.

El Atlético Mineiro, enrabietado tras el gol, buscó el empate ante un rival a la defensiva, y lo mereció ampliamente. Lo consiguió al final, después de mil torpezas de Bira y Reinaldo, un veterano en clara baja, pero el colegiado, a instancias de un juez de línea, lo anuló por un fuera de juego posicional muy discutible, como poco, y absurdo en un torneo veraniego. Damín Rendán, que ya se había dejado zarandear tras el penalti, lo fue todavía más y permitió al concluir el partido que Eder le cogiera la mano varias veces para señalarle el reloj quizá porque no había descontado suficiente. Cuando el jugador le quiso saludar luego, para disculparse, creyó que le iba a pegar, separándose de forma grotesca.

Todo muy lamentable y típico del folklorismo de los torneos de verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de agosto de 1982

Más información

  • El Borussia, Inmerecidamente, jugará hoy la final del Villa de Madrid ante el Atlético