Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Andrés Segovia,

De 89 años de edad, que se encuentra en Japón ofreciendo una serie de conciertos de guitarra, sufrió una caída que no ha tenido consecuencias graves, pero que le ha obligado a asistir a un recital en silla de ruedas. Andrés Segovia estaba en el hotel donde se hospeda en la capital nipona, se volvió para hablar con su hijo, que, junto con su esposa, le acompaña en este viaje, y, al impedirle la moqueta de su habitación girar libremente, cayó al suelo de costado, dándose un fuerte golpe a la altura de los riñones. Los servicios médicos del hospital de Tokio en el que fue atendido inmediatamente le comunicaron que no era necesario hacerle radiografías porque se apreciaba perfectamente que no había sufrido ninguna rotura de huesos. El dolor que padecía Andrés Segovia en la espalda no impidió al genial guitarrista dar el concierto programado para el mismo día, yendo y volviendo del concierto en una silla de ruedas. Andrés Segovia ha dicho que continuamente está esperando sentir fuertes dolores, pero que, "afortunadamente, creo que todo ha sido una magulladura". El guitarrista español tiene previsto dar diez conciertos de guitarra en varias ciudades niponas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 1982