Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El frustrado agresor del Papa, en Fátima, un hombre brillante y vehemente

Juan Fernández Krohn, el sacerdote integrista español que atentó contra el Papa Juan Pablo II en el santuario portugués de Fátima, armado con un machete el pasado miércoles, nació en Madrid en el mes de mayo 1950, en el seno de una familia andaluza de clase media, con remotos antecedentes noruegos, profundamente religiosa.

Juan Fernández Krohn estudió en las Escuelas Pías de San Fernando del barrio madrileño de Argüelles, con buenas calificaciones. Muy aficionado al deporte, fundamentalmente ti atletismo, a los diecisiete años inició la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Complutense de Madrid.De carácter apasionado y afable, estaba dotado de un gran sentido del humor y era muy aficionado a la percusión musical. De elevada talla y tez muy morena, poseía un gran atractivo y observaba una vida normal entre los jóvenes de entonces. Contaba con numerosas amistades de los dos sexos.

Desde el origen de sus estudios universitarios se adscribió a un grupo sindicalista-falangista, el Frente de Estudiantes Sindicalistas (FES), a la sazón muy crítico en, algunos aspectos contra el franquismo. En esta organización, que se definía como joscantoniana, se convirtió en un militante muy activo del sector progresista del grupo.

Muy conocido en medios universitarios madrileños por su mil¡tancia ardiente, si bien no violenta, concluyó sus estudios de Económicas con muy buenas calificaciones. Antes de licenciarse "en Ciencias Económicas, inició estudios de Derecho, disciplina en la que también obtuvo la licenciatura. Superó con buenos resultados las pruebas de acceso a la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, pero no prosiguió estos estudios.

Tras abandonar su militancia política, adoptó posiciones ideológicas crecientemente anticomunistas. Sin llegar a ejercer nunca como profesional de modo continuado, comenzó a frecuentar amistades religiosas integristas latinoamericanas, con las cuales visltó algunos lugares en los que se decía que se habían producido apariciones de la Virgen, en Garabandal, Santander, en Andalucía y en otros puntos de España y Portugal. Conocía también el santuario de Fátima. En esta etapa experimentó un cambio muy profundo hacia el misticismo integrista.

En el año 1975, entró en contacto con la comunidad religiosa del arzobispo Marcel Lefébvre, la Hermandad de San Pío X, en Econe (Suiza).

Fue precisamente el arzobispo Marcel Lefèbvre quien en 1978 le ordenó sacerdote de su Hermandad. Juan Fernández Krohn cantó su primera misa en Madrid, en un acto religioso celebrado en el hotel Meliá Castilla, con asistencia del arzobispo.

Posteriormente, Fernández Krohn permaneció durante una larga temporada en Argentina, para pasar luego a Brasil. En ambos países mantuvo vínculos con organizaciones religiosas integristas.

Una visita a Polonia

En julio de 1981 visitó Polonia durante algunas semanas, según informó entonces José Comas, enviado especial de EL PAÍS a Varsovia. Según aseguró, había recorrido el país de Norte a Sur, alojándose en casas parroquiales. En Polonia, dijo, la Hermandad del arzobispo Marcel Lefèbvre contaba con numerosos simpatizantes. En Gdansk intentó entrevistarse, sin conseguirlo, con Lech Walesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1982