Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS EN UNIÓN DE CENTRO DEMOCRÁTICO

Suárez, Rodríguez Sahagún y Fernández Ordóñez no asistieron al "vino español"

Adolfo Suárez, ex presidente de Gobierno Francisco Fernández Ordóñez, ex ministro de Justicia, el propio presidente de Unión de Centro Democrático, Agustín Rodríguez Sahagún, fueron la grandes y significativas ausencia en la copa ofrecida ayer por el presidente Calvo Sotelo a los diputados centristas y sus esposas en el palacio de la Moncloa.Antes de mediodía empezaron llegar los primeros diputados, muchos de ellos en taxi, hasta las verjas del palacio de la Moncloa después, poco a poco, aparecieron las primeras caras conocidas: la diputada por Sevilla Soledad Becerril, Ignacio Camuñas, leyendo ostensiblemente una revista de gran tirada, coches cargados de ministros medio agazapados en lo asientos traseros, Iñigo Cavero Juan Antonio García Díez y Pío Cabanillas. La esposa de un alto cargo saluda a los periodistas pregunta sobre los últimos pormenores de la crisis de UCD «Estábamos peor ayer que hoy» comenta Oscar Alzaga, «en el breve lapso de tiempo en que la policía que controla la entrada a la Moncloa comprueba su nombre en la lista. No estamos de fiesta; estamos trabajando, porque el país requiere trabajar, y yo diría que con gran esperanza».

Gabriel Cisneros llega caminando pasada la una de la tarde cuando los presentes apenas han vislumbrado la imagen de un diputado del sector socialdemócrata Santiago Rodríguez Miranda, entrando a la fiesta centrista. Gabriel Cisneros se lamenta de la pérdida de quince compañeros de partido.

Son más de las dos de la tarde y buena parte de los asistentes a la copa abandonan la Moncloa cuando llega el ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa, y el ministro del Interior Juan José Rosón, con algunos de sus fieles colaboradores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 1981