Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Los tropiezos electorales de Unión de Centro Democrático

Después de la arrolladora victoria electoral de Unión de Centro Democrático (UCD) en las elecciones generales de junio de 1977 y marzo de 1979, el resultado de las posteríores confrontaciones electorales ha significado un rotundo fracaso para el partido en el Gobierno.Apenas pasado un año desde su victoria en las elecciones del 1 de Marzo de 1979, las cuatro convocatorias a las urnas realizadas a lo largo de 1980 colocaron en situación precaria al partido de UCD, tras las graves pérdidas de votos registradas.

El 28 de febrero de 1980, en el referéndum de iniciativa autonómica en Andalucía para acceder por la vía del 151 de la Constitución, la opción abstencionista defendida por el partido en el Gobierno fue ampliamente derrotada. La celebración del referéndum significó un serio revés para UCD, hasta el punto de poder afirmar que el éxito político que supuso la consulta para los partidarios del sí no hubiera sido posible sin la desobediencia del electorado centrista a las consignas abstencionistas de UCD. Los centristas sostenían que el referéndum de iniciativa prosperaría solamente en dos provincias, Sevilla y Córdoba, pero los resultados desmintieron esta posibilidad, tras conseguir más del 50% de votos afirmativos en todas las provincias andaluzas, a excepción de Almería.

En las elecciones al Parlamento vasco, celebradas el 9 de marzo del pasado año, UCD fue la gran derrotada en lajornada electoral, con una pérdida de 90.000 votos, lo que supone un 53,5 % de su electorado. De ser la tercera fuerza electoral el 1 de marzo de 1979, detrás del PNV y el PSOE, pasó a ocupar el quinto puesto, detrás del PNV, HB, PSOE y EE. UCD no sólo perdió en Vizcaya y en Guipúzcoa, sino que en Alava, donde fue primera fuerza el 15-J y el 1-M, quedó por debajo del PNV. En resultados globales, UCD obtuvo 129.590 votos en 1977, 168.607 en marzo de 1979 y 78.310 en las elecciones al Parlamento vasco.

Once días más tarde, el 20 de marzo, en las elecciones al Parlamento catalán, UCD sufrió un nuevo descalabro, con lapérdida de 287.658 votos en relación con las elecciones generales de 1979. Desde las elecciones del 15-J de 1977, en las que UCD obtuvo en Cataluña 521.419 votos, hasta las últimas al Parlamento catalán, con un total de 283.300 votos, el partido en el Gobierno perdió casi la mitad de sus electores, en menos de tres años. Se estimó que buena parte de los votantes perdidos por UCD entregaron su sufragio al partido de Jordi Pujol. Aunque la abstención se situó en torno a un 40%, se dedujo que la participación de la derecha y el nacionalismo había sido superior a la de pasadas consultas.

Por último, en las elecciones parciales al Senado de Sevilla y Almería, celebradas el 27 de niviembre de 1980, en las que se votaban tres escaños vacantes por dimisión de sus titulares, UCD, junto con el PSA, fueron los grandes perdedores. UCD se hundió en Sevilla y quedó desplazada al segundo lugar en Almería, provincia donde mantenía cierta supremacía. UCD perdió en Sevilla 141.564 votos y descendió del segundo al cuarto lugar, situándose en un 8,75% de los votos emitidos, frente al 25,6% obtenido en marzo de 1979. En Almería perdió los dos escaños, 42.904 votos y 14,52% puntos (del 41,94% baja al 26,42%). Los partidos perdedores intentaron buscar consuelo en los altos índices de abstención registrados -55,38 %, en Almería y 57,1 % en Sevilla-, mientras los favorecidos por la consulta señalaron que no eran tan desmesurados.

Por otra parte, en las elecciones al Parlamento gallego celebradas el pasado martes, UCD ha perdido la hegemonía que ostentaba en todas las pasadas confrontaciones electorales, para pasar a ocupar un segundo puesto, detrás de Alianza Popular. En la Coruña, la derrota centrista ha sido estrepitosa, donde ha quedado por debajo de AP y el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 1981